Keith Richards se recupera y no presenta daños cerebrales

El guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, se recupera del traumatismo craneal que le produjo una caída el mes pasado en Fiji y no sufre ningún daño cerebral, dijo el martes una portavoz de la banda. Fran Curtis dio un comunicado para negar una información surgida en Nueva Zelanda que decía que Richards, de 62 años, había sido sometido a dos operaciones y que los médicos que lo atienden estaban preocupados por un posible daño cerebral.
Keith Richards (Foto: Reuters)
Keith Richards (Foto: Reuters)
Reuters

"Keith Richards no se sometió a una segunda operación. La primera operación fue realizada el lunes 8 de mayo y fue un éxito 100 por cien", asegura el comunicado de la banda.

No se sometió a una segunda operación
"No existe daño cerebral. El (Richards) continúa
mejorando de acuerdo a lo esperado".

Según el comunicado, la gira europea comenzará en junio, por lo que los conciertos en España, previstos para finales de mayo, se aplazarán.

Richards, miembro fundador y pilar de la banda liderara por Mick Jagger desde principios de la década de 1960, está en Auckland, Nueva Zelanda, bajo observación médica y tratamiento desde que a finales de abril se cayese mientras descansaba en un centro vacacional en Fiji.

La semana pasada, un portavoz de la banda había nunciado que Richards sólo había sufrido una contusión y que no necesitaría cirugía.

Pero la banda emitió el lunes un comunicado reconociendo que después de quejarse de dolores de cabeza, el músico se sometió "a una intervención menor para reducir la presión".

No existe daño cerebral
El periódico
The New Zealand Herald, citando una fuente anónima, informó de que Richards se había sometido a una operación el 28 de abril para detener una hemorragia cerebral, y que el equipo médico que lo trata temía en ese momento por la vida del guitarrista.

De acuerdo con el Herald, Richards fue dado de alta unos días después pero debió ser hospitalizado nuevamente tras sufrir de severos dolores de cabeza.

La segunda operación, descrita por el Herald como una "cirugía mayor", consistió en practicar perforaciones al cráneo de Richards para remover coágulos de sangre.

Las hijas de Richards, Theodora (21) y Alexandra (19), llegaron al hospital Ascot de Auckland el martes para reunirse con su madre y acompañar al artista.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento