Según informaron fuentes de la investigación, en Cataluña se ha detenido a nueve personas, a cinco en el País Vasco y a otras nueve en el resto de España.

La operación, denominada "Dolçet" ('Dulzón' en catalán), continúa abierta y no se descartan más detenciones de personas que han consumido o comercializado pornografía infantil a través de internet.

Mensajes en Internet

La investigación comenzó en noviembre de 2004 cuando agentes de la Unidad de Delitos en Tecnologías de la Información de los Mossos detectó mensajes en Internet que ofrecían dinero a menores a cambio de que mantuviesen relaciones sexuales con adultos.

El 31 de marzo de 2005 los mossos detuvieron a un vecino de Barcelona como presunto autor de los delitos de inducción a la prostitución de menores y difusión y posesión de imágenes de pornografía infantil.

La primera detención fue la de un hombre de Barcelona que ofrecía dinero para mantener relaciones sexuales con menores
Según la policía autonómica, este detenido ofrecía dinero a cambio de mantener relaciones sexuales con menores de edad de entre 13 y 16 años que fuesen de Barcelona.

A raíz de esta detención, los investigadores desmadejaron los datos e identificaron a tres menores que habían aceptado las proposiciones deshonestas del detenido y a otro adulto que presuntamente había ofrecido al arrestado contactos sexuales con menores.

Para todo ello, el detenido había usado diferentes cuentas de correo electrónico y el servicio de 'chat' de 'Msn Messenger', donde se detectaron grupos o comunidades de MSN -espacios ofrecidos gratuitamente a usuarios de Internet para intercambiar opiniones- dedicadas a la pornografía infantil.

La policía catalana identificó a doce de estos grupos o comunidades virtuales que contenían imágenes de pornografía infantil y abusos a menores y localizó 4.161 fotografías de pornografía infantil difundidas por los usuarios de estas comunidades.

También consiguió detectar que 4.665 personas de todo el mundo participaban en estas comunidades virtuales, de los que 69 eran de España, y que se habían publicado 416 mensajes.

Gracias al análisis de la información aportada por el proveedor de las comunidades de Internet se identificó a los 4.665 usuarios de diferentes países y los Mossos centraron entonces la investigación en 116 conexiones a Internet desde España que se habían descargado las imágenes pornográficas infantiles.

 Las detenciones se produjeron tras los registros en decenas de domicilios
 Según fuentes de la investigación, el juzgado de instrucción número 25 de Barcelona ha autorizado este jueves la entrada y registro en decenas de domicilios de 51 partidos judiciales en toda España, más de una quincena de ellos en Cataluña.

Los Mossos, que comenzaron las detenciones a las seis de la madrugada, también han comunicado a la Interpol las conexiones a las comunidades realizadas por usuarios de otros países.

Las edades de los detenidos oscilan entre los 20 y los 40 años.

NOTICIAS ANTERIORES: