Los productores de ajo de la provincia, inmersos en plena campaña de comercialización, están vendiendo ligeramente por debajo de los costes producción, según las estimaciones de los responsables de la sectorial de ASAJA de Cuenca.

Así, mientras los costes totales del ajo morado han ascendido a 9.937 euros/hectárea, la mayoría de los agricultores, cuya producciones están por debajo de los 10.000 kg./Ha, no superarán esta cifra con sus ingresos, ya que los precios actuales están cercanos a 1,10- 1,20 ?/kg.

Antonio Escudero, vicepresidente de ASAJA de Cuenca, destaca en nota de prensa que el mercado está muy parado en estos momentos, aunque previsiblemente el consumo se recuperará en otoño.

La organización ha precisado que los productores de ajo han invertido grandes cantidades en semillas, arrendamiento de tierras, abonos, fitosanitarios y combustible, además de la mano de obra de las diferentes labores o el seguro del cultivo, que apenas van a poder recuperar con la comercialización de sus ajos de gran calidad.

Así, tan sólo en semillas, el agricultor ha afrontado unos costes de más de 3.300 euros por hectárea de cultivo. Paradójicamente, el ajo morado alcanza el precio de 7,40 ?/kg. en los supermercados de la provincia, han matizado desde la organización.

ASAJA de Cuenca destaca que en esta misma situación se encuentran otras producciones en campaña como la cebolla, ya que el precio en origen se sitúa entre 0,07 y 0,08 ?/kg., 5 céntimos por debajo los costes de producción estimados por la organización, mientras su precio en los supermercados oscila entre 1 y 1,20 ?/kg. Así, ASAJA recuerda que producciones como la uva y la ciruela también se están vendiendo en origen por debajo de costes.

Ante este panorama, la organización insiste en la necesidad de un cambio en el modelo de comercialización que garantice que agricultores y ganaderos no pierdan dinero en la venta de sus producciones.

Para ello, ASAJA de Cuenca confía en que la futura PAC, cuyo debate se retoma en estos días, incorpore nuevos mecanismos de regulación de los mercados que acaben con el actual sistema especulativo, que permite que algunos alimentos lleguen a multiplicar su precio en origen hasta 15 veces hasta llegar al consumidor.

En este mismo sentido, ASAJA insta a las administraciones, tanto nacional como regional, a tomar todas las medidas que estén a su alcance para hacer más transparente la cadena de comercialización de las producciones agrarias, de modo que se ponga en valor el papel del sector primario y los consumidores puedan acceder a los alimentos de calidad a precios coherentes con la actual situación económica.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.