Atentados del 11-S
Imagen tomada por el departamento de policía de Nueva York que muestra una vista aérea del atentado terrorista contra las torres del World Trade Center. EFE

Entre las nueve menos cuarto y las diez y media del 11 de septiembre de 2001 hay un mundo que llevó a la guerra de Afganistán y la invasión de Irak. Hay 102 minutos desde que el primer avión secuestrado por terroristas de al-Qaeda golpea la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York hasta que esta estructura se colapsa y cae.

Ante el estupor del mundo que observa en directo, pegado al televisor, como dos moles de cemento y acero arden, el mayor ataque en suelo estadounidense llega a alterar desde su política bélica y exterior con la doctrina de la guerra contra el terror hasta la imagen del skyline neoyorkino. Se abría una nueva época en las relaciones internacionales con unos Estados Unidos que se sentían vulnerables y paranoicos.

Casi 3000 personas fallecieron, incluyendo los 19 terroristas que perpetraron  el ataque y más de 400 policías y bomberos que lucharon por buscar supervivientes entre los restos calcinados de las Torres Gemelas.

08.46- El Boing 767 de American Airlines golpea a 790 kilómetros por hora entre los pisos 93 y 99 de la Torre Norte. El avión viene de Bostón con 92 personas a bordo. Las primeras informaciones apuntan a una avioneta.

08.55- Se oye por la megafonía de la Torre Sur: "Atención, el edificio dos [Torre Sur] está seguro, no hay necesidad de evacuarlo. Si están saliendo, usen las puertas de entrada y los ascensores para volver a las oficinas".

09.02- Se ordena la evacuación de la Torre Sur.

09.03- El vuelo 175 de United impacta entre las plantas 77 y 85 de la Torre Sur a 950 kilómetros por hora. El aparato salió también de Bostón con 65 pasajeros entre tripulación, terroristas y pasajeros. El golpe se televisa en todo el mundo.

09.07- Andrew Card, jefe de Gabinete de la Casa Blanca, entra en el aula de Sarasota donde el presidente George W. Bush lee un cuento a unos escolares y le susurra al oído: “Un segundo avión ha golpeado la segunda torre, América está siendo atacada”. Bush se queda atónito durante unos minutos. Una cámara registra su reacción.

09.08- La Autoridad Federal de Aviación prohíbe los despegues de vuelos que pasen por Nueva York.

09.21- Todos los puentes y túneles de Manhattan son cerrados. Como las escaleras de la Torre Norte estaban inservibles, quienes seguían con vida no tenían forma de salir y hubo quien optó por lanzarse al vacío. Estas impactantes caídas fueron captadas en vídeo.

09.26- La Autoridad Federal de Aviación prohíbe todos los despegues civiles.

09.31- En la escuela primaria de Saratosa, el presidente Bush da un discurso: “Aparentemente nuestro país está bajo ataque terrorista”.

09.37- Una tercera aeronave golpea la sección sudoeste del Pentágono, sede del Departamento de Defensa, en Washington DC.

09.45- La Autoridad Federal de Aviación ordena a todas las aeronaves que aterricen en el aeropuerto más cercano. Por primera vez en la historia de EE UU todo el tráfico aéreo es suspendido.

09.48- El Capitolio, donde están las dos Cámaras del Congreso de EE UU, y la Casa Blanca son evacuados.

09.59- Se derrumba la Torre Sur. Solo 18 de los cientos personas que estaban dentro del edificio logran escapar antes del colapso.

10.03- Un cuarto avión se estrella cerca de Shankville, Pensilvania, después de que los pasajeros, informados por teléfono móvil, lucharan por reducir a sus asaltantes. Su objetivo era el Capitolio. Cinco años después se filma una película, United 93, sobre los acontecimientos.

10.22- Se evacúa el edificio de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York.

10.22- Las sedes en Nueva York del Departamento de Estado y de Justicia y del Banco Mundial son evacuadas.

10.28- La Torre Norte, primera en ser golpeada, se derrumba.

El 11 de septiembre fue un golpe en el corazón de Estados Unidos y su principal distrito financiero, visto por miles de personas in situ y millones a través de las televisiones. Wall Street cerró durante cuatro días y las Bolsas europeas experimentaron bajadas de entre el 4 y el 9%. El espacio aéreo permaneció cerrado hasta el 13 y se endurecieron las normas de seguridad para acceder a los aviones. En noviembre se aprobaba la ley Patriótica, que dotaba de mayores poderes a las agencias de seguridad estadounidenses y sigue siendo criticada por organismos de derechos humanos por la restricción de las libertades y garantías constitucionales.

Por primera vez en su historia, la OTAN invocó el artículo 5, que obliga a sus miembros a responder colectivamente para defender a un estado y en octubre comenzó la todavía inconclusa guerra de Afganistán para tratar de acabar con Al-Qaeda y acabar con su líder Osama Bin Laden, que reivindicó la autoría de los atentados. Hasta casi diez años después no sería localizado y asesinado por EE UU y un equipo de élite de los Seals en la vecina Pakistán.

Poco después de comenzar esta guerra se usó la cárcel de Guantánamo en Cuba como centro de detención de terroristas, donde EE UU aún mantiene presos sin el menor respeto a la Convención de Ginebra. Este penal todavía sigue avergonzando a los sectores progresistas estadounidenses.

En 2003 EE UU, con el apoyo de una coalición de países, invadió Irak. El entonces premier británico Tony Blair y el expresidente español José María Aznar se hicieron con el mandatario norteamericano la llamada foto de las Azores para manifestarle su apoyo. La excusa para la invasión era que el dictador Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva. En enero de 2005 EE UU anuncia que cesa la búsqueda de estos arsenales sin haber encontrado una sola prueba de su existencia.

Las capitales de España y el Reino Unido fueron golpeadas años después de la invasión por el terrorismo islámico radical. 191 personas morían en Madrid el 11 de marzo de 2004 por la explosión de varias mochilas bomba y el 7 de julio de 2005 56 personas fallecían en los atentados del metro y la plaza Tavistock en Londrés.