Erika Lust
La directora Erika Lust. ERIKALUST.COM

Erika Lust es una de las directoras de cine erótico más aclamadas y premiadas. Sus filmes buscan darle un toque nuevo y alejado de lo sórdido al mundo de las películas eróticas. Acaba de estrenar Cabaret Desire, una película llena de historias de sexo y deseo.

¿El suyo es un filme erótico para mujeres? ¿Hombres? ¿Ambos?
Es para todos los que buscan otra manera de ver la sexualidad en pantalla. Quizás mi manera de rodar se dirija un poco más a mujeres, sobre todo porque yo misma soy mujer y enseño mi manera de vivir el deseo, hay más contexto, más caricias, más sentimientos, pero muchos hombres disfrutan también con mis películas, así que se dirige a todos los que quieren tener una nueva experiencia con el cine adulto y alejarse de los clichés aburridos y repetitivos del porno.

¿Qué diferencias hay entre una película erótica para mujeres y una para hombres?

Creo que la diferencia existe más bien entre películas para adultos del montón contra películas inteligentes. La diferencia estriba sobre todo lo que contamos y en como lo rodamos, no se trata de un acto mecánico sino de un momento de deseo, pasión y complicidad, por eso se enseñan las miradas, se enfocan los detalles que ayudan al espectador olvidarse de su mundo un momento… Significa volver a introducir lo erótico en el porno. También se enseña a la mujer tal como es hoy en día, moderna, independiente, una mujer que toma sus propias decisiones en su vida personal y profesional, una mujer que tiene sexo. En las películas "indie" se intenta mostrar situaciones con las que todos nos podemos identificar, lejos de los estereotipos del porno tardicional.

¿Es importante el argumento en su película?
Más que contar una historia del principio al fin, me gusta construir un contexto, saber por qué los personajes tienen sexo. Las mujeres suelen ser más psicológicas a la hora de excitarse por eso colocar el sexo dentro de una situación como si fuera un extracto de la vida de alguien ayuda mucho a escaparse y dejarse llevar.

Si un hombre ve porno es aceptado, si una mujer ve porno se ve raro ¿Con qué fin se ruedan estas películas? ¿Es diferente de cualquier otra en ese sentido?
El objetivo principal de los directores y directoras de películas independientes es enseñar a las personas su propia manera de ver el sexo, sus fantasías. El fin también es lucrativo, pero no se reduce a esto. Se trata de demostrar que hay muchas maneras de vivir el sexo. De la misma manera que el cine convencional no te ofrece solo pelis de acción violenta y comedias tontas, sino que también hay dramas sentidos y serios, sobre sentimientos humanos, igual pasa en este nuevo cine adulto, es una nueva oferta, un nuevo estilo innovador y fresco.

Este tipo de películas ¿no tienen cabida en salas de cine convencionales?
La mala reputación del porno en general y la vuelta a ideas más bien conservadoras estos últimos años hace que sea difícil estrenar una película explícita en salas de cine convencionales. Sin embargo, mucha gente es consciente de que ahora Internet es el nuevo cine online ya que todo el mundo tiene acceso a él. Gracias a la web se difunden películas independientes y creativas que las salas de cine siempre igonrarían.

¿Cómo llegó a dirigir películas eróticas?
Siempre me ha apasionado el cine y las maneras de expresarse con imágenes, planos, luz... Estudié ciencias políticas y feminismo en la universidad y cuando me tocó decidir qué es lo que quería hacer, decidí juntar mis dos preocupaciones y enseñar mis postura y opiniones através del cine Llegué a Barcelona hace más de 10 años y empecé a trabajar en producciones audiovisuales y luego creé mi propia empresa, Lust Films of Barcelona.

¿Sigue siendo el sexo un tabú?
No creo que el sexo sea un tabú hoy en día, pero si que sigue habiendo una diferencia muy molesta en como se juzga la libertad y la actividad sexual de un hombre y una mujer: Ejemplo: que un hombre tenga un montón de amantes es sinónimo de éxito, que una mujer los tenga y disfrute no tiene todavía las mismas connotaciones. Lo mismo con el cine 'X', si un hombre ve porno es aceptado, si una mujer ve porno se ve raro. Esas percepciones deben cambiar.

En las pelis 'X' las actrices suelen ser lolitas cachondas, enfermeras ninfómanas, prostitutas… Cuando le presentan a alguien y les dice a qué se dedica… ¿qué cara ponen?
Me sorprende cada vez, pero a menudo oigo "Ahhh, ¿eres tú Erika Lust? ¿La directora de erótico?". Mucha gente ha oído hablar de proyectos míos y la verdad es que siempre me llega una reacción positiva. Creo que ven que soy como todo el mundo, tengo un trabajo, hijas, una vida normal.

¿Qué es lo más difícil de rodar una película de estas características?
Creo que es orientar y dirigir a los actores para que se sientan cómodos, relajados, y motivados para enseñar una experiencia verdaderamente intensa e íntima, por eso también es muy importante el casting: hablo mucho con los actores, intento saber qué o quién les gusta, para que el rendimiento delante de la cámara sea lo más natural posible. También cuesta mucho rodar calidad cinematográfica con escasos medios económicos, pero esa es nuestra especialidad.

Dice el dossier que han querido "redefinir la sensualidad y la excitación". ¿Cómo y por qué?
Así es, en cada película intento mostrar una sensualidad que cautive el espectador por sorpresa y le excite. Sin embargo, este fenómeno es aún más presente en mi nueva película Cabaret Desire, en la cual la mezcla de artes, buenos actores, la participación del Poetry Brothel de Nueva York y la variedad de sets e historias tienen como objetivo crear un mundo aparte y así fomentar las sensaciones, la excitación y el deseo.

Los personajes se salen del perfil tradicional de "actor, actriz porno"…
En las pelis 'X' las actrices suelen ser lolitas cachondas, enfermeras ninfómanas, prostitutas… el ideal sexual de muchos hombres, y los actores les toca encarnar a millonarios, carceleros, capitanes de yate, boxeadores, chulos playa… el ideal sexual también de una gran mayoría de hombres. En Cabaret Desire los personajes que interpretan los actores son próximos y reales: un hijo que cuenta la historia de su madre, una pareja que se vuelve a encontrar un año después de su primer affaire, una mujer que cumple 30 años y su vida no es como ella esperaba…

BIO: Erika Lust nació en Estocolmo (Suecia) en 1977, país en el que se licenció en Ciencias Políticas, especializándose en Feminismo (Universidad de Lund). Desde el año 2000 reside en Barcelona. Es co-fundadora de Lust Films, productora audiovisual y escritora.

En abril de 2007 estrenó Cinco historias para ellas. En 2008 dirigió la película experimental erótica Barcelona Sex Project, en 2009 rodó el corto Las esposas y en 2010 estrenó su tercer filme: Life Love Lust. Además Erika Lust es la autora de los libros Porno para mujeres, Por qué las suecas son un mito erótico, La biblia erótica de Europa y Love me like you hate me. Ha recibido numerosos premios internacionales por sus producciones audiovisuales.