El alcalde de Toledo, el socialista Emiliano García-Page, ha asegurado que el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda también hubiera realizado recortes al igual que lo ha hecho la actual presidenta regional, María Dolores de Cospedal, y ha echado en falta que no se haya pedido ayuda al PSOE para la elaboración del Plan de Garantía de Servicios Sociales Básicos anunciado por el Gobierno.

"Recortes hubiera habido con Cospedal o con Barreda", ha manifestado el alcalde al ser preguntado por los medios sobre el plan de recortes propuesto por Cospedal, pero ha precisado que cuando se pide a los ciudadanos y a la administración un sacrificio "es bueno hacerlo desde el consenso", ha explicado el alcalde.

El alcalde ha recordado también que el anterior Gobierno de Barreda "ya tenía un plan de saneamiento presentado al Ministerio" que, aunque no se aprobó, ya planteaba unas bases de negociación y de recortes que se tenían que producir.

García-Page ha asegurado que "no hay una fórmula mágica ni única" para un plan de recortes, hay "formas diferentes y prioridades en los recortes", al tiempo que ha asegurado que el PSOE regional estaba en disposición de "compartir el sacrificio".

En este sentido, ha calificado como "un ejemplo" la forma en la que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, han pactado la reforma constitucional y ha mostrado su deseo de que ese "ejemplo de procedimiento de consenso" se imponga en Castilla-La Mancha.

En cualquier caso, el alcalde de Toledo se ha mostrado preocupado por el plan de recortes, aunque lo apoyará siempre que se mantengan cuestiones que generan empleo y riqueza como el desarrollo del proyecto industrial que traerá una fábrica de Coca-Cola o el proyecto urbanístico que permitirá la implantación de un centro comercial de El Corte Inglés en Toledo.

Recortes en toledo

Por otro lado, el alcalde ha señalado que si los recortes "en cascada del Estado o de la Comunidad Autónoma" afectan a Toledo, y por ello el Ayuntamiento se ve obligado a recortar presupuesto, empezará "por las cuestiones que son estricta competencia de otras administraciones", puesto que la obligación del Consistorio es garantizar a los ciudadanos los servicios locales propios como transporte o basuras.

De esta forma, si el Ayuntamiento se ve en esta situación en la que las administración regional se pueda desentender de servicios de competencia autonómica como puedan ser los servicios de guardería, no pedirá a los ciudadanos de Toledo que paguen más impuestos porque son otras administraciones las que tienen que financiarlos por estar entre sus competencias.

Consulta aquí más noticias de Toledo.