Viviendas
Promoción de viviendas en construcción. EFE

El parón del sector inmobiliario en 2011 es un hecho y cada semana tenemos un dato que lo señala y confirma. Cae el número de hipotecas, también en junio; pero es que lo viene haciendo desde hace más de un año. En suma: los bancos conceden menos hipotecas, por un menor importe pero con un interés más alto.   

La cifra de junio es una de las más bajas de toda la serie históricaSegún datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas sobre viviendas cayó un 42,4% en junio en relación al mismo mes de 2010, hasta situarse en 32.680, una de las cifras más bajas de toda la serie histórica.

Con este descenso interanual, las viviendas hipotecadas encadenan más de un año de caídas. El descenso de junio es más pronunciado que el de mayo, que fue del 32%.

En los seis primeros meses de 2011, las viviendas hipotecadas se han reducido un 24,9% respecto al mismo periodo de 2010. En tasa intermensual, las viviendas hipotecadas bajaron en junio un 13,1%, frente al aumento del 20% que experimentaron en mayo.

Menos hipotecas, por menos dinero pero más caras

El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó en el sexto mes del año los 109.431 euros, un 8,2% menos que en igual mes de 2010, mientras que el capital prestado bajó un 47,1% en tasa interanual, hasta los 3.576,2 millones de euros.

En junio se constituyeron 52.441 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de éstas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un retroceso del 41,2% respecto a igual mes de 2010 y un descenso del 13,5% en tasa intermensual.

El tipo de interés medio fue del 4,12%, un aumento del 4,8% en tasa interanualEl capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 41% en el sexto mes de 2011 en tasa interanual, hasta situarse en 6.318 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 120.478 euros, un 0,2% más que en junio de 2010.

Las cajas de ahorros fueron las entidades que concedieron un mayor número de préstamos hipotecarios, con el 47,5% del total, seguidas de los bancos (37,7%) y otras entidades financieras (14,8%). En cuanto al capital prestado, las cajas de ahorros concedieron el 44% del total, los bancos el 40,7% y otras entidades financieras el 15,3%.

El tipo de interés medio en junio fue del 4,12%, lo que supone un aumento del 4,8% en tasa interanual y del 1% respecto al mes anterior.

El 94,5% de las hipotecas constituidas en el sexto mes del año utilizó un tipo de interés variable, frente al 5,5% de tipo fijo. Entre los variables, el Euríbor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas, en concreto figura en el 87% de los nuevos contratos.

Ninguna CCAA tuvo variación positiva

El número de fincas con hipoteca constituida por cada 100.000 habitantes fue mayor en Cantabria (395). En junio, ninguna comunidad registró una tasa de variación positiva, al tiempo que las evoluciones más negativas se dieron en La Rioja (-80,8%) y Asturias (-55,1%).

La comunidad autónoma con mayor importe medio hipotecado fue Navarra (185.788 euros). Murcia fue la comunidad que presentó la mayor tasa de variación interanual positiva (61,8%), seguida de Navarra (52,7%).