La Policía, obligada a estar a "distancia" de los 'indignados' para evitar incidentes

  • Las fuerzas de seguridad recibieron esta orden para evitar altercados.
  • También tienen la obligación de "no hacer filtros", y en pedir el desalojo de manifestaciones que no estén autorizadas.
  • Solo han de pedir la identificación si los 'indignados' insisten en continuar concentraciones no permitidas.
Un grupo de 'indignados' se manifiesta frente a un cordón policial ante el Congreso de los Diputados.
Un grupo de 'indignados' se manifiesta frente a un cordón policial ante el Congreso de los Diputados.
JORGE PARÍS

La Policía Nacional ha recibido órdenes por escrito de "no hacer filtros" y de "mantenerse a distancia" de los 'indignados' para evitar incidentes con el movimiento 15-M, mientras que en otras concentraciones de otro signo sí se les pide a los agentes que identifiquen a los manifestantes a fin de disolver las manifestaciones no autorizadas.

Así consta en al menos tres documentos internos sobre el dispositivo de seguridad previsto para una manifestación, una asamblea del 15-M y una concentración frente a la embajada de Libia en Madrid. Ninguna de las tres estaba autorizada, pero las indicaciones fueron distintas.

Las instrucciones parten de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, y dos de ellas están firmadas el pasado lunes 22 de agosto. En una se hace referencia a la reunión del 15-M que va a tener lugar en la Plaza de Oriente de Madrid a las 19.00 horas del día 23 con motivo de las cargas policiales realizadas contra manifestantes laicos.

La otra instrucción se refiere a una concentración prevista también para ese martes 23 frente a la embajada de Libia en Madrid a las 18.00 horas para celebrar "el día de la victoria sobre el régimen de Gadafi" y en la que se esperaba la asistencia de "aproximadamente 100 individuos".

Solo identificarles si insisten

Según consta en los documentos, ninguna de las dos iniciativas había sido comunicada a la Delegación del Gobierno, pero en el caso del 15-M la indicación para la UIP (antidisturbios) es situar "un equipo a distancia, en evitación de incidentes" mientras que para los manifestantes libios se ordena "comunicar a los posibles concentrados que la concentración no está comunicada ni autorizada por la Delegación de Gobierno" y "si persisten en su actitud, identificar a los más caracterizados".

Ese mismo lunes fue cuando desde la misma Jefatura Superior de Policía de Madrid se incoó una Información Reservada sobre la actuación días antes de un equipo de la UIP (Unidad de Intervención Policial) tras una concentración laica en la Puerta del Sol por la agresión policial a una joven y un fotógrafo. Finalmente un inspector, un subinspector y una agente de la Policía han sido expedientados por estos hechos.

El tercer documento está fechado el pasado 5 de agosto y se refiere "una manifestación no comunicada por el denominado movimiento 15-M" que tampoco contaba con el permiso de la Delegación del Gobierno. La marcha estaba prevista para las 18.00 horas de ese día y recorrería el tramo de Atocha, el Ministerio del Interior y la Puerta del Sol.

En el marco del dispositivo de seguridad indicado en el documento, se indica que los policías que controlen el acceso a Sol deben dejar pasar a los manifestantes: "un Grupo establecerá servicio en la Puerta del Sol, situado en puntos estratégicos sin realización de filtros".

Esta manifestación se convocó días después del desalojo de los últimos indignados que permanecían en la Puerta del Sol de Madrid, ajenos al movimiento 15M, que ya había abandonado la céntrica plaza manteniendo tan sólo un puesto de información.

Camacho niega "condescendencia" con el 15-M

En su edición de este viernes, el diario El Mundo avanzó la existencia de este tipo de indicaciones entre la Policía. Preguntado acerca de las acusaciones al Gobierno sobre su supuesta condescendencia con el 15-M, también este viernes el ministro del Interior, Antonio Camacho, aseguró en una entrevista a la Cadena Ser que "lo que se ha hecho es permitir que unos ciudadanos que querían manifestar su queja, su falta de perspectiva vital, pudieran hacerlo en condiciones en que no se afectara la vida ciudadana".

"Por mi parte no ha habido ningún tipo de reflexión política para adoptar las decisiones que he tomado. Ni ahora ni en los ocho años que llevo en el Ministerio del Interior", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento