El cuatriciclo: un vehículo ligero y barato, pero frágil y con riesgos

  • Tres fallecidos en cuatriciclos ligeros en un solo fin de semana.
  • Han causado 10 muertos en 2010 y cuatro en lo que va de año, según la DGT.
  • Los distribuidores se escudan en que han superado los test-crash.
  • El RACC critica su fragilidad y escasos medios de protección.
  • La AEA reconoce que en los giros tienen poca estabilidad y pueden volcar.
  • La CEA dice que son para moverse por la ciudad, no para sustituir a un turismo.
  • Deben circular por el arcén y sus ocupantes llevar casco si no tienen cinturón.
Un microcoche circulando por la ciudad.
Un microcoche circulando por la ciudad.
ARCHIVO

La seguridad de una máquina suele depender, en gran medida, del uso que se haga de ella. Los microcoches o cuatriciclos ligeros están ahora en el punto de mira tras protagonizar los accidentes de tráfico más graves del último fin de semana. En el municipio murciano de Caravaca de la Cruz, fallecieron dos hombres tras volcar el cuatriciclo en el que viajaban y precipitarse por un barranco de cien metros altura. Y en la localidad jienense de Cabra de Santo Cristo, murió un adolescente, tras salirse de la vía el cuatriciclo en el que iba y despeñarse en un paraje conocido como el carril del Buitre.

Mientras los distribuidores se escudan en que estos vehículos han superado los test-crash (pruebas de choque) con buena nota, algunas asociaciones de automovilistas critican su fragilidad, poca estabilidad y escasos medios de protección, y otras recuerdan que fueron hechos para facilitar la movilidad por las ciudades y no para sustituir a los turismos. Frente a las palabras cruzadas, las cifras son más claras. Los muertos en carretera a bordo de cuatriciclos ligeros fueron 10 en el año 2010 y cuatro en lo que va de 2011, según han asegurado fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) a 20minutos.es.

¿Qué es un cuatriciclo ligero?

Son ciclomotores de cuatro ruedas, es decir, su cilindrada no puede ser superior a los 50 centímetros cúbicos. Además, la velocidad máxima legal que pueden alcanzar es de 45 kilómetros por hora y su masa en vacío (sin carga) debe ser inferior a 350 kilos.

¿Quién lo puede llevar?

Aunque los fabricantes los venden como los coches sin carné, ya no es cierto. Antes se podían conducir con la licencia de ciclomotor, pero desde la publicación del Nuevo reglamento general de conductores, es necesario tener el permiso de conducir AM. Este puede obtenerse a partir de los 15 años de edad, aunque para poder transportar pasajeros hay que esperar hasta los 18 años.

¿Cómo se ha de conducir?

El conductor y los acompañantes de un cuatriciclo ligero deben llevar casco, salvo que el vehículo cuente con alguna estructura de autoprotección (techo) y cinturones de seguridad, según el Real Decreto 965/2006. Estos microcoches, por ser ciclomotores, tienen prohibida la circulación por autovías y autopistas, pero en el resto de las vías "tienen que circular por el arcén, si este existe", asegura el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo.

El RACC: "Habitáculo inestable y protección insuficiente"

Según un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), llamado Análisis del riesgo de lesiones en un cuatriciclo ligero y realizado en noviembre de 2004, "los cinturones de seguridad de tres puntos son la única protección en caso de accidente ". Tras estudiar el impacto de un cuatriciclo con un coche pequeño como el Renault Twingo, los daños ocasionados en los ocupantes del ciclomotor son severos.

"La simulación de un impacto frontal de un cuatriciclo ligero ha mostrado la insuficiente protección de los pasajeros en este tipo de vehículos. A pesar de que al seleccionar el Twingo se eligió conscientemente un modelo pequeño desde el punto de vista del tamaño y masa, ha quedado claro que el habitáculo del cuatriciclo no es en absoluto estable ante un impacto. Vista la poca protección para el conductor, con muy altas cargas sobre la cabeza, el pecho y las piernas, la protección resulta del todo insuficiente", concluye el informe.

AEA: "Hay que evitar las maniobras bruscas porque pueden volcar"

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, tiene claro que los cuatriciclos ligeros no son un juguete. "Precisamente por su poco peso y potencia, en los giros pueden tener menos estabilidad. La conducción requiere de una destreza especial, evitando las maniobras bruscas porque pueden volcar", confiesa Arnaldo. Aunque estos vehículos estaban orientados a un público joven, en el mercado han triunfado entre la gente mayor y de zonas rurales. "La gente que iba a trabajar el campo en un ciclomotor, ahora ha comprado estos microcoches", sostiene el presidente de AEA.

CEA: "Están hechos para la ciudad, no para sustituir a un turismo"

"Los cuatriciclos ligeros son más seguros que un ciclomotor de dos ruedas", asegura el director de la Fundación del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), Eugenio de Dobrynine. "Estos vehículos fueron ideados para facilitar la movilidad por las ciudades, no para sustituir a los turismos. La inseguridad proviene del mal uso que se hace de ellos. Es como coger un ciclomotor para hacer trial o para cruzar Europa", explica, tras afirmar que "son lo que son" y no se pueden transformar en coches porque perderían su esencia.

Minicares sin carné: "Es muy seguro. Ha superado las pruebas de choque"

Juan García Rodríguez, propietario de la empresa lorquiana www.minicares-sin-carnet.com, vende cuatriciclos ligeros en España desde hace 15 años. "Son muy seguros, pasan la ITV desde 2006 y han superado con buenas notas los test-crash (pruebas de choque)", dice García, que recuerda un refrán francés que viene al caso: "De cien accidentes, uno es de un coche sin carné. Los otros 99 son de coches grandes". Reconoce que estos vehículos son un poco más frágiles, pero culpa de los accidentes a los asfaltos mal allanados y a los stops tapados por ramas de árboles.

Entre sus clientes destacan la gente mayor de entre 50 y 70 años, y las mujeres de más de 45 que no tienen carné de coche. El precio medio de un cuatriciclo ligero de primera mano oscila entre los 8.000 y 14.000 euros; los de segunda pueden encontrarse por 2.000 euros. García presume de que acaba de llegarle el primer microcoche 4x4 y 100% eléctrico, un capricho que sale por 23.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento