Wall Street cae un 4,31% en un día de turbulencias generalizadas

  • Los índices europeos cierran todos con grandes bajadas.
  • Este vienes se publicarán los datos oficiales de empleo en EE UU.
  • Es la mayor caída en un solo día desde diciembre del año 2008.
  • Los malos resultados causan un mal arranque en la Bolsa de Tokio y prevén una nueva jornada repleta de turbulencias en los mercados europeos.
Un corredor de bolsa trabaja antes del cierre de la sesión en Wall Street Nueva York.

Un corredor de bolsa trabaja antes del cierre de la sesión en Wall Street Nueva York.
Justin Lane / EFE

Wall Street ahondó este jueves en sus pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cerró con una pronunciada caída del 4,31 % en una jornada de turbulencias generalizadas en los mercados mundiales ante las dudas sobre la recuperación económica.

Ese índice, que agrupa a las 30 mayores empresas cotizadas de EEUU, restó esta cuarta jornada de la semana unos impresionantes 512,76 puntos para terminar en 11.383,68 unidades, lo que supone su peor caída en un sólo día desde diciembre de 2008.

Aún más pronunciados fueron los descensos de los otros dos principales índices del parqué neoyorquino, ya que el selectivo S&P 500 retrocedió el 4,78 % (-60,27 puntos) hasta 1.200,07 y el índice compuesto del mercado Nasdaq se desplomó el 5,08 % (-136,68 puntos) para terminar en 2.556,39.

En la recta final de la jornada los inversores se volcaron aún más en las ventas que ya habían predominado durante todo el día, y que respondían en parte al miedo a que la crisis de deuda de la zona euro se contagie a economías de más peso como Italia o España.

Esas preocupaciones también se dejaron ver en las principales plazas financieras europeas: Milán se dejó el 5,16 % -su nivel más bajo desde abril de 2009-, París el 3,9 % -hasta cotas de julio de 2010-, Londres el 3,43 % -niveles de septiembre del año pasado- y Fráncfort el 3,4 % -hasta niveles de octubre pasado-.

La publicación de las cifras de peticiones de subsidio por desempleo en EE UU, que mostraron un leve descenso y dejaron bajas las expectativas para la publicación el viernes del informe de empleo del Departamento de Trabajo, fue un factor determinante en el pesimismo de la jornada.

La sangría se saldó con una caída del 5,76 % en el crudo de Texas, que perdió así la cota de los 90 dólares por barril por primera vez desde el pasado 18 de febrero, e incluso también con el oro, que tras tocar un máximo histórico intradía de 1.684,9 dólares la onza se vio afectado por la búsqueda de liquidez de los inversores y terminó por bajar hasta 1.659 dólares.

El único que se salvó del ánimo vendedor generalizado de la jornada fue el dólar, que se fortaleció tanto frente al euro como ante el yen debido a los miedos a la crisis de deuda de la zona euro y como respuesta a la intervención del Banco de Japón en el mercado de divisas para debilitar el yen. Así a esta hora por un euro se pagaban 1,4099 dólares, comparado con los 1,4323 dólares del miércoles.

Finalmente todos y cada uno de los componentes del Dow Jones terminaron en números rojos, incluso el gigante alimentario Kraft, que tras subir más de tres puntos porcentuales esta mañana terminó con un descenso del 1,52 % un día en que reveló que se dividirá en dos compañías independientes dedicadas a la alimentación y a la confitería.

Los factores

Los analistas coinciden en apuntar que diversos factores se unen para provocar la fuga de inversores del mercado de valores. Entre ellos, el miedo a que países como España e Italia se vean contagiados por la crisis de deuda, así como los datos macroeconómicos peores de lo esperado divulgados esta semana en EE UU.

Además, el nerviosismo en el parqué neoyorquino se agravaba a la espera de que este viernes el Departamento de Trabajo publique su informe oficial sobre empleo en EEUU, que los inversores temen que muestre una vez más la debilidad del mercado laboral del país.

Mal arranque en Japón

La Bolsa de Tokio perdía este viernes más de un 3,5% tras los primeros intercambios, arrastrada por las caídas en el resto de los mercados y la horrible sesión de Wall Street.

Poco después del arranque, el Nikkei caía 344,18 puntos, un 3,56%, en medio de la preocupación sobre la economía global, mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, se dejaba un 3,30% hasta 799,12 puntos.

El fuerte retroceso de la Bolsa tokiota se produce un día después de que el Gobierno de Japón interviniera en el mercado de divisas para depreciar el yen, que se hallaba en su nivel más alto en cuatro meses y rozaba su máximo de posguerra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento