Carlinhos Brown
El músico brasileño, Carlinhos Brown. Archivo

A través del teléfono, Carlinhos Brown destila tanta simpatía como aparenta. Y se hace entender en un fluido portuñol.

Todo el mundo conoce a Carlinhos Brown, pero no todos han visto un concierto como el que dará en Madrid este domingo. ¿Cómo será la experiencia?
Será divertido, muy divertido, ¡un concierto siempre tiene que serlo!

En sus últimos discos se muestra más íntimo, menos festivo. ¿Habrá sitio para esa faceta?
Sí, yo siempre mezclo las cosas. Mi música siempre está marcada por la diversidad.

También por la alegría. ¿Es ella su denominador común, la base de su carrera?
Desde luego. La música alegra la vida y hace olvidar las cosas malas. Es buena para el alma.

La música tiene la función de alegrar la vida a las personas También tendrá usted días en los que se levante con el pie izquierdo... ¿Cómo los combate?
Haciendo cosas. Cuando estoy bajo de ánimo, escribo. Por muy grande que sea el problema, siempre se puede superar.

Esa positividad es también su receta contra la crisis...
Así es. Juntar a las personas en la calle, no solo para protestar, sino para disfrutar, es muy positivo. Y también genera una actividad económica. ¡Piensa en la cantidad de botellas de agua que se venden!

Brasil parece vivir un buen momento. ¿Ese desarrollo económico ha llegado a las clases más bajas?
Poco a poco. Pero prefiero una clase informada, bien educada, antes que rica. Porque la crisis puede ser tratada, pero la educación de un pueblo es más importante. Y en ese sentido Brasil está atrasado. Hay un déficit enorme. Pero estamos en el buen camino.

Se ha involucrado mucho con la mejora de la vida en Brasil. ¿Alguna vez ha pensado en dedicarse a la política?
No, no, no. Mil veces no. Colaborar, sí. Pero el que de verdad quiere ayudar a los demás no se mete en política. En la política hay mucha gente con buenas ideas, pero hay una metodología que no comparto. La política da demasiadas vueltas para solucionar las cosas.

Biografía

Carlinhos Brown nació en Salvador de Bahía en 1962. Triunfó con Timbalada y junto a Arnaldo Antunes y Marisa Montes en Tribalistas. La película de Fernando Trueba, El milagro de Candeal, que reflejaba su compromiso social, contribuyó a su popularidad.

  • Carlinhon Brown actuará el domingo, 10, en el Escenario Puerta del Ángel de Madrid.