Desahucio frenado por los 'indignados'
Susana García atiende a los medios después de que un grupo de 'indignados' impidiera su desahucio en el barrio madrileño de Vallecas. Javier Luengo/ EFE

Unos 40 "indignados" han impedido este martes el desahucio de una actriz en paro que lleva once meses sin pagar el alquiler de una vivienda particular en la calle Picos de Europa, en Vallecas.

Los funcionarios judiciales encargados de ejecutar el desalojo y los policías municipales que les acompañaban no han podido entrar en el edificio ante la presencia de unas treinta personas que obstaculizaban la entrada, mientras otras diez se hallaban dentro del portal y en la escalera.

La única realidad ahora es que no tengo casa, ella sí y no me paga Tras solicitar refuerzos a la Policía Nacional, que alegó falta de disponibilidad para acudir, los funcionarios judiciales y los abogados de las partes acordaron que la inquilina, Susana García, bajara a negociar una prórroga del desalojo, a lo que ésta finalmente accedió.

Una vez reunidas las partes en la acera de enfrente y, previa consulta con el juzgado, se ha notificado a la inquilina la nueva fecha del desalojo, que será el 30 de junio a las 9.30 horas, ante lo que García, que esperaba un plazo más amplio, ha lamentado que sólo disponga de "un día y medio", ya que "no tiene adónde ir".

Por su parte, el propietario del piso, Luis Valdecantos, ha explicado a la prensa que, en esta ocasión, el hipotecado era él, ya que había alquilado el piso por 750 euros -que rebajó a 650 en los últimos meses a petición de la inquilina- para pagar la hipoteca del mismo que le cuesta 1.100 euros al mes.

Mientras tanto, compartía piso con varios amigos pero, al no poder seguir pagando su parte debido al impago de la inquilina, se ha visto "obligado a vivir de prestado", en casa de un amigo o en la de sus padres que es muy pequeña, ha continuado.

"La única realidad ahora es que no tengo casa, ella sí y no me paga", ha lamentado Valdecantos quien ha negado "rotundamente" las acusaciones de la inquilina, que le ha denunciado por presuntas amenazas cuyo juicio se celebrará la próxima semana.

Ha acusado al propietario de "contratar a un detective" para perseguirla y mandar a un amigo suyo a amenazarla García, recibida con aplausos por los 'indignados' tras marcharse los funcionarios judiciales, ha achacado su situación a la crisis y la falta de trabajo, y ha acusado al propietario de "contratar a un detective" para perseguirla y mandar a un amigo suyo a amenazarla en el portal con que "unos rumanos" le iban a "romper las piernas".

La mayoría de los 'indignados' allí concentrados son vecinos del barrio y proceden de la "asamblea de Vallecas", que se reúne los sábados en la plaza de la Constitución.

Varios de ellos, que coreaban frases como "si tocan a unos, tocan a todos" o "ni un desahucio más", han explicado que "les daba igual" que Susana García no fuera una hipotecada, como era el caso en los recientes desahucios impedidos por los movimientos sociales.

Según varios de ellos, "la vivienda es un derecho, no un negocio" y el que alquila una vivienda "está especulando". Otros han opinado que "hay más de un millón y pico de viviendas vacías y no se puede hacer un desahucio forzoso sin dar una solución a la gente".

Consulta aquí más noticias de Madrid.