Los 'indignados' de Barcelona reivindican su carácter pacífico en una marcha masiva

  • La protesta comenzó en plaza Catalunya a las 17.00 y terminó en Pla de Palau.
  • Asistieron 260.000 personas, según los organizadores; 50.000, según Interior y 75.000, según el Ayuntamiento de la ciudad.
  • El mayor momento de tensión se vivió frente al Parlament, en donde permanecieron centenares de 'indignados' gritando a mossos antidisturbios.
  • Decenas de miles de 'indignados' abarrotaron el centro de Madrid.
"El pueblo unido jamás será vencido", coreaban los manifestantes en la via Laietana, que estaba a reventar llegando a la plaza Antonio López.
"El pueblo unido jamás será vencido", coreaban los manifestantes en la via Laietana, que estaba a reventar llegando a la plaza Antonio López.
M.S.

Barcelona vivió este domingo la manifestación de los ciudadanos 'indignados' contra el Pacto del Euro. El lema era La calle es nuestra, no pagaremos su crisis.

Desde plaza de Cataluña hasta Pla de Palau, en donde finalizó  la marcha pasadas las 21.00 horas, Barcelona fue 'colapsada' por decenas de miles de 'indignados' (los organizadores cifran la marcha en 260.000 personas; según el departamento de Interior de la Generalitat, 50.000, y según el Ayuntamiento, 75.000).

La marcha transcurrió en un ambiente "alegre" y "festivo", según fuentes de los organizadores, y entre los manifestantes abundaron los tambores y pitos. Durante el recorrido, hubo un momento tenso cuando una minoría de manifestantes empezaron a gritar a dos supuestos policías que estaban de paisano entre la multitud. Mientras, el resto de los manifestantes les rodeó para evitar mayores incidentes.

El ambiente tranquilo y pacífico con el que los 'indignados' reivindicaron estas marchas ha contrarrestado las acusaciones y críticas de ser un movimiento violento por los incidentes del pasado 15 de junio en el parque de la Ciutadella. Ese día, algunos jóvenes increparon, zarandearon e incluso arrojaron pintura a varios diputados que iban a participar en el debate del Parlament sobre los presupuestos de la Generalitat.

Pla de Palau: fin del recorrido

La convocatoria de Barcelona comenzó en la plaza de Cataluña a las 17.00 h, hacia donde marcharon en 'columnas' provenientes de diferentes barrios de la ciudad. En la plaza se escucharon gritos de "Puig dimisión" y "No a la violencia". Frente a los 'indignados', diez furgones de los Mossos d'Escuadra permanecieron impasibles vigilando y controlando la situación.

Las decenas de miles de personas concentradas allí bajaron por la vía Laietana para terminar la marcha en Pla de Palau, cerca del parque de la Ciutadella. A esta gran 'columna' de 'indignados' también se unieron otras dos: desde Santa Coloma de Gramanet y desde Mataró, en donde iniciaron durante la mañana una caminata de 30 kilómetros hasta la ciudad condal. A esta marcha estaba previsto que se uniese el impulsor de la revolución de Islandia, el músico y actor Hördur Torfason.

Tensión en el Parlament

Un grupo de 'indignados' también acudió de manera pacífica para concentrarse frente al Parlament, que estaba totalmente vallado y con una decena de furgones de los Mossos d'Esquadra y generaron el mayor momento de tensión vivido en la jornada del 19-J en Barcelona.

Con gritos de "que no nos representan", los manifestantes, que se contaban por centenares, corearon consignas ante el Parlament catalán. Padres y madres con carritos de bebés y jóvenes, entre otros, llegaron aquí de manera espontánea desde Pla de Palau, en donde finalizó la marcha.

En un primer momento, los organizadores intentaron, sin éxito, que la gente se fuera de allí para evitar incidentes como los del miércoles pasado. Algunos decidieron irse antes de que cerrase el parque de la Ciutadella. Finalmente, ante la llegada de refuerzos policiales (siete furgones) y con el temor a una carga policial, la mayoría de 'indignados' reunidos en la Ciutadella optó por quedarse en la entrada del recinto.

En la salida del parque, próxima al centro deportivo municipal, se concentraron en una sentada centenares de 'indignados' que salieron de la Ciutadella. En el paseo de Circunvalación, junto al centro deportivo municipal, permanecieron aparcadas 16 furgonetas de la unidad de antidisturbios de los Mossos y dos ambulancias. Poco después de iniciar la sentada, los 16 furgones se marcharon, despedidos con cánticos por los 'indignados'. El parque de la Ciutadella seguía abierto pasadas las 22.30, pero ya no quedaba nadie dentro.

La tranquilidad y el cansancio se dejó ver también en plaza Cataluña. Cerca de 1.000 personas permanecieron sentadas en la plaza mientras conectaban en directo con las otras marchas que realizó el movimiento por todo el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento