Elena Salgado
Elena Salgado, durante una rueda de prensa. Susana Vera / REUTERS

La Comisión Europea ha retirado la petición que había realizado a España de que baje las cotizaciones sociales para reducir los costes laborales y compense la pérdida de ingresos con una subida del IVA o de los impuestos sobre la energía, y que chocó con la oposición frontal del Gobierno.

El Ejecutivo comunitario ha aceptado los argumentos de España en contra de esta solicitud, que ya no figura en la lista de recomendaciones que la UE dirigirá a España de cara a la elaboración de los presupuestos de 2012 y de las reformas para los próximos meses.

En su lugar, la UE plantea al Gobierno una recomendación más genérica: que "explore el margen para mejorar la eficiencia del sistema fiscal, por ejemplo trasladando los impuestos sobre el trabajo a tasas sobre el consumo y medioambientales, garantizando que se cumplan los planes de consolidación fiscal". Esta petición se dirige también a otros países como Francia.

La Comisión Europea ha sido sensible a los argumentos de España y ha aceptado retirar esta recomendación Los ministerios de Economía y Trabajo han alegado ante Bruselas que la seguridad social y el sistema de pensiones se financian en buena medida con las cotizaciones, y que una reducción pondría en riesgo su sostenibilidad en un momento en que la propia UE ha exigido a España retrasar la edad de jubilación, según han informado fuentes diplomáticas españolas.

También han argumentado que España ya intentó bajar las cotizaciones sociales y subir el IVA en 1995 con resultados negativos, ya que aumentó el déficit y la inflación y no se incrementó la recaudación. Finalmente, cualquier subida del IVA debería duplicar al menos la bajada de las cotizaciones porque la mitad de la recaudación va a las autonomías, ha alegado el Gobierno.

"La Comisión Europea ha sido sensible a los argumentos de España y ha aceptado retirar esta recomendación", han explicado las fuentes, que han aclarado que no fue necesaria la intervención de ningún otro Estado miembro. Las recomendaciones modificadas todavía deben ser aprobadas por los ministros de Empleo en su reunión del próximo viernes 17 de junio y luego por los líderes europeos en la cumbre del 23 y 24 de junio.

Mantienen el resto de recomendaciones

Los 27 mantendrán el resto de recomendaciones que la Comisión había preparado para España en materia de política laboral y social. En primer lugar, pedirán que se complete y aplique una "reforma global" del sistema de negociación colectiva y del sistema de indexación salarial.

Los 27 piden una "reforma global" del sistema de negociación colectiva La UE además al Gobierno que evalúe antes de que acabe el año el impacto de la reforma laboral de 2010 y que, si es necesario, haga más reformas en el mercado de trabajo "para reducir la segmentación y mejorar las oportunidades de empleo para los jóvenes".

En materia de consolidación fiscal, los Veintisiete insisten en reclamar "una regla de gasto en todos los niveles de Gobierno" que mantenga el aumento del gasto público por debajo de la tasa de crecimiento a medio plazo del PIB. Y solicitan que se cumplan los objetivos de reducción de déficit en 2011 y 2012 en todos los niveles de Gobierno, "aplicando estrictamente los mecanismos existentes de control de déficit y deuda para los gobiernos regionales".