El sindicato CSI·F ha presentado un escrito ante la Dirección General de Justicia y Menor para denunciar la "falta de materia de oficina" en "numerosos juzgados" de la Comunitat Valenciana. En este documento el sindicato recoge la protesta de los empleados públicos de los diferentes juzgados por "llevar meses sin recibir suministro de material imprescindible para trabajar como bolígrafos, folios o archivadores".

La central sindical ha alertado en un comunicado de que en partidos judiciales como el de Ontinyent "la situación ha llegado al extremo de que los mismos funcionarios han desembolsado dinero propio para crear un fondo común con el que comprar bolígrafos, grapas y pegamento".

"Esta situación resulta lamentable. Demuestra la profesionalidad de los funcionarios frente a la incompetencia de la Administración", subraya el sindicato en el escrito presentado ante la Dirección General de Justicia y Menor.

CSI·F ha asegurado que comprende que exista "contención del gasto por parte de Conselleria de Justicia", pero subraya que no entiende que esta rebaja "recaiga en los elementos necesarios para desarrollar el trabajo diario".

"Con ese desabastecimiento, la administración demuestra que le importa poco el servicio que prestamos al ciudadano. Puede aplicar otras fórmulas de ahorro que no pasan precisamente por reducir material de oficina", ha resaltado.

El sindicato ha exigido a la Dirección General de Justicia y Menor de la Comunitat Valenciana que "dote a todos los juzgados del material de oficina imprescindible para poder trabajar con las debidas garantías. Difícilmente los empleados públicos pueden ofrecer un servicio de calidad sin los medios necesarios".

La central sindical hace especial hincapié en la "anomalía" que supone "llegar a un juzgado que no tiene bolígrafos, pegamento, archivadores y un largo etcétera". Por ese motivo, además de la dotación "inmediata" de material, CSI·F insiste en "la habilitación de las partidas presupuestarias necesarias para que no vuelva a producirse esta situación que redunda en una prestación deficiente al ciudadano. Esto sucede no por la falta de profesionalidad de los trabajadores, sino por la mala gestión de la Administración".

Consulta aquí más noticias de Valencia.