El nuevo Bloque Quirúrgico y la Unidad de Reanimación del Complejo Hospitalario de Toledo han empezado a funcionar tras las obras llevadas a cabo por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), con una inversión superior al millón de euros, y que han permitido dotar al centro sanitario de más espacios quirúrgicos.

El nuevo bloque quirúrgico, que cuenta de una superficie total construida cercana a los 1.000 metros cuadrados y que destaca por su gran luminosidad, dispone de tres quirófanos destinados específicamente a cirugía laparoscópica, y uno adaptado a condiciones radioquirúrgicas, fundamentalmente para el desarrollo de procedimientos de cirugía vascular, ha informado la Junta en nota de prensa.

Así, las nuevas instalaciones se han estrenado con dos intervenciones de arteria carótida y una de aneurisma de aorta abdominal por vía endovascular realizadas por el Servicio de Cirugía Vascular. Por su parte, el Servicio de Urología ha iniciado la actividad quirúrgica con la extirpación de una glándula suprarrenal y un tumor renal.

Por su parte, las primeras intervenciones del Servicio de Cirugía General han sido una resección de colon por una enfermedad inflamatoria intestinal y una intervención de tiroides por un proceso tumoral. Con estas nuevas instalaciones se ofrece una mayor calidad asistencial a los pacientes

Según la Junta, las nuevas dependencias se suman a las ya disponibles en el Complejo Hospitalario de Toledo, y se prevé que gracias al aumento del número de quirófanos se pueda incrementar la actividad quirúrgica en más de 1.000 intervenciones anuales, dando respuesta a la necesidad de ampliar la capacidad asistencial para atender la demanda generada por la incorporación de nuevas especialidades a su cartera de servicios.

Consulta aquí más noticias de Toledo.