El cuerpo sin vida de un hombre de unos 60 años encontrado este sábado en el armario de su casa en Lloret de Mar (Girona) estaba envuelto con una tela y se encontraba en avanzado estado de descomposición.

El mal estado del cuerpo no ha permitido saber en una primera inspección si presenta signos de violencia, por lo que será la autopsia la que determine la causa de la muerte.

Según han publicado varios medios, los Mossos buscan ahora al hijo del fallecido, que según los vecinos vivía con él y desapareció hace unas semanas.

El juzgado de Blanes que lleva el caso ha impuesto el secreto de sumario sobre el caso, por lo que la policía catalana no ha confirmado este extremo.

La policía local de Lloret encontró el cuerpo la madrugada de este sábado tras ser alertada por el dueño de la casa —que alquilaba el fallecido—, ya que hacía varios días que no sabía nada de él y había recibido quejas por el mal olor del inmueble.

Consulta aquí más noticias de Girona.