La condejala electa de EUPV en el Ayuntamiento de Castellón Carmen Carreras ha pedido la retirada de la Biblia en el pleno de constitución del consistorio del próximo sábado, presente para aquellos concejales que quieran jurar sus cargos, y ha reclamado que ningún símbolo religioso "forme parte del acto institucional".

Según ha dicho en un comunicado, "en un estado aconfesional, las religiones pertenecen al ámbito privado de las personas y nunca al institucional".

Carreras ha recordado que el Ayuntamiento "ha de ser necesariamente neutro en materia religiosa porque ha de representar a todos los ciudadanos de la ciudad".

"En Castellón viven católicos, ortodoxos, musulmanes, agnósticos y ateos, entre otros, y no podemos excluir a ningún grupo ni dar más importancia a una religión, aunque sea la mayoritaria", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Castellón.