La enseña cerámica Pickman La Cartuja reanudará desde este jueves la actividad en sus instalaciones de Salteras (Sevilla), con la incorporación de sus primeros 15 trabajadores después de unos dos años y medio sin actividad, tras quedar firmada este miércoles ante notario la documentación necesaria para la cancelación de la deuda entre las entidades financieras implicadas y el anterior y actual empresario, Emilio Portes y Antonio Herrezuelo, respectivamente.

Según ha informado a Europa Press el secretario general de la Federación de Industria Textil-Piel, Químicas y Afines (Fiteqa) de CCOO-Sevilla, José Hurtado, un total de 15 personas se incorporarán a la fábrica este jueves para tareas de mantenimiento y puesta en marcha de la maquinaria, además de comerciales y personal administrativo para retomar la red de ventas.

Estas incorporaciones se han podido producir de forma inmediata tras la firma ante notario ya que "todo estaba preparado para que ese inicio de actividad se produjera mucho antes, en cuanto se realizara la firma". Además, se ha realizado cuando quedaban "pocos días" para la finalización del expediente de regulación de empleo (ERE) temporal en vigor, que terminaba en junio.

En este sentido, Hurtado ha subrayado la "alegría" de los trabajadores que han sido informados de esta nueva situación ya que "desde el 23 de febrero de 2009 que comenzó todo han pasado unos dos años y medio de lucha sindical y de toda la plantilla para conseguir que esta empresa histórica siguiera adelante".

El acuerdo para el inicio de la producción fue alcanzado el 7 de marzo, con la presentación del nuevo empresario, un inicio de producción que se apuntaba en primera instancia para mediados de mayo y que finalmente fue siendo aplazado al no terminarse de firmar los acuerdos previstos para la cancelación de deuda y el traspaso de acciones de la compañía.

De este modo, tras estas primeras 15 incorporaciones, un total de 69 trabajadores, el grueso de la plantilla hasta alcanzar los 106 empleados, prevén irse incorporando a la fábrica de forma paulatina a lo largo del mes siguiente. Por su parte, las 16 personas en formación específica de técnicas de venta y nuevos diseños de decoración se incorporarán antes de final de año.

Además, el acuerdo recogía la extinción de seis contratos por reestructuración de la plantilla, con una indemnización de 25 días por año trabajado; mientras que otros 16 pasan a una formación específica de técnicas de venta y nuevos diseños de decoración.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.