El alcalde en funciones de Burgos, Juan Carlos Aparicio, ha asegurado este miércoles que su labor de alcalde de la capital burgalesa ha sido la "mayor responsabilidad" de su vida laboral y la más "compleja" por la "obligada cercanía" que ha requerido el cargo.

Aparicio, que ha presidido la sesión plenaria disolutiva de la legislatura, ha señalado que ha sido un "honor" ostentar el cargo de alcalde burgalés desde 2007 y ha pedido disculpas "sinceras" si en algún momento ha cometido errores que hayan dañado a terceras personas.

Por otro lado, ha agradecido el trabajo de toda la corporación municipal en la legislatura que termina y ha reconocido haber aprendido de todos los concejales que han formado parte de la misma.

"Creo haber aprendido de todos y cada uno, de sus formas de entender la política y la vida", ha aseverado Aparicio, antes de añadir que sólo se queda con lo bueno que le ha aportado la Alcaldía.

Junto a Aparicio, se han despedido algunos de los concejales que abandonan sus cargos de cara a la legislatura que comienza, entre ellos el edil de Solución Independiente, José María Peña, que ha asegurado que la política ha marcado su vida y le ha proporcionado "muchos buenos momentos" y algunos malos, "por la maldad de alguna gente".

Asimismo, ha sobresalido la despedida del concejal socialista Ángel Olivares, que ha lamentado la "incompatibilidad" de una vida laboral y la actividad política y ha enfatizado el "desinterés personal" de su responsabilidad en el Ayuntamiento.

También han destacado las despedidas de otros ediles como Begoña Gil, Pilar Martínez Ferrero, Teresa Temiño, Vicente Orden Vigara y Daniel de la Rosa.

Consulta aquí más noticias de Burgos.