Jorge Semprún
Jorge Semprún, durante una ceremonia de conmemoración de la liberación del campo de concentración nazi de Buchenwald, en Weimar, Alemania. Jan-Peter Kasper / EFE

El escritor y exministro socialista español Jorge Semprún Maura, luchador por las libertades durante el franquismo, resistente contra la ocupación alemana en Francia, superviviente del campo nazi de Buchenwald y eterno agitador político y cultural murió este martes en París a los 87 años.

Formado en la Universidad de la Sorbona durante el exilio forzoso de su familia, el autor de La escritura o la vida (1995), murió en París, ciudad donde residió la mayor parte de su existencia desde los 16 años, al término de la Guerra Civil, tras haber vivido tres años en Holanda. A este país había llegado en 1936 su padre, el catedrático de Derecho José María Semprún Gurrea, como encargado de negocios del Gobierno republicano, antes de convertirse en ministro de la República en el exilio.

Durante la mayor parte de su vida residió en París, ciudad a la que llegó durante el exilio forzoso de su familiaEl destino del celebrado intelectual y político nacido en Madrid el 10 de diciembre de 1923, cuya propia vida inspiró algunas de sus novelas, estuvo también marcado por el de su abuelo materno Antonio Maura, líder conservador y varias veces presidente del Consejo de Ministros durante el reinado de Alfonso XIII.

Ni el paso del tiempo ni un estado de salud cada vez más frágil impidieron que hasta el último momento Jorge Semprún mantuviese una activa agenda de actividades y proyectos.

Entre los últimos que presidió destaca su papel el pasado enero como padrino del Festival Un état du monde et du cinéma (un estado del mundo y del cine) junto al director palestino Elia Suleiman.

Fue un certamen dedicado a la paz y la justicia universal, la emigración en México y los gitanos, temas no muy lejanos de los tratados el pasado marzo en el festival de Cine de los Derechos Humanos de Ginebra, cuyos organizadores le eligieron como presidente de su jurado.

En mayo de 2010, en una larga entrevista publicada por el semanario L'Express, Semprún recordaba que su patria era "el lenguaje", ni el francés ni el español en particular, sino "la necesidad de comunicación que está en nuestra naturaleza humana".

En 1955 fue elegido miembro del Comité Central del Partido Comunista EspañolContaba, igualmente, que tras haber llegado a París al término de la Guerra Civil, en 1939, con leves conocimientos de la lengua de Moliere recuperó el español y se volvió de nuevo bilingüe en Buchenwald gracias al contacto con los resistentes españoles.

Guionista de cine además de escritor, profesor y periodista, el que fuese ministro español de Cultura desde 1988 a 1991, fue uno de los protagonistas del filme Los Caminos de la Memoria (2009), de José Luis Peñafuerte, descendiente de exiliados españoles nacido en Bruselas.

Encuentro y desencuentro con el PCE

Traductor para la UNESCO en 1945, a su regreso a París tras la Liberación de los nazis, colaborador de la revista Les Temps Modernes del filósofo Jean-Paul Sartre, y de la también mítica editorial Ruedo Ibérico, Semprún fue elegido miembro del Comité Central del Partido Comunista Español en 1953. En ese año vivió en España clandestinamente con el seudónimo de Federico Sánchez. Fue un peroodo que años después le inspiró su célebre Autobiografía de Federico Sánchez, Premio Planeta en 1977.

Una de sus disidencias más sonadas llegó en la década de los años 60, tras volver a vivir de incógnito en Madrid y como consecuencia de la llamada 'Crisis del 64' que supuso su enfrentamiento con el líder del PCE, Santiago Carrillo, y su expulsión del partido.

Desde su primera novela Le grand voyage (1964) Semprún fue un prolífico autor de novelas, artículos y ensayos, en su mayor parte escritos en francés, muchos de ellos autobiográficos, ganadores de numerosos premios en Francia y también en España.

Fue un prolífico autor de novelas, artículos y ensayos, en su mayor parte escritos en francésEl padre de Viviré con su nombre, morirá con el mío (2001) fue también una personalidad muy vinculada con el séptimo arte y el mundo audiovisual, como autor de guiones en películas de grandes cineastas de Alain Resnais y Costa Gavras a Joseph Losey, pero también como consejero de la televisión de pago Canal Plus, o impulsor del Festival de las Cuatro Pantallas junto a Hervé Chabalier.

Entre otros múltiples galardones honoríficos recibió a lo largo de su vida la gran Cruz de Carlos III, la Cruz Sant Jordi, el grado de Comendador de la Orden de la Legión de Honor francesa y la Medalla Goethe.

Dentro de su faceta humanitaria, el expreso número 44.904 de Buchenwald, futuro ganador del Premio Ovidio de la Unión de Escritores Rumanos, Premio Blanquerna de la Generalitat de Cataluña (2003), Premio Diálogo de la Asociación Hispano-Francesa y Premio Estatal de Literatura Europea, presidió la ONG Acción Internacional Contra el Hambre en España.