Los pepinos españoles no son el origen de la epidemia causada por la bacteria E. coli en Alemania, según los resultados realizados por un laboratorio, ha indicado la ministra de Salud de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks.

Prüfer-Storks indicó que las investigaciones han comprobado que la variante O104, aislada en las heces de los pacientes examinados, especialmente agresiva y resistente a antibióticos, no coincide con la variante detectada en las hortalizas españolas del mercado central de Hamburgo.

La fuente aún no ha sido identificada "Como antes, la fuente (del brote infeccioso) aún no ha sido identificada", ha agregado la senadora de Sanidad.

Además, Prüfer-Storks, que fue la persona que apuntó en un primer momento hacia los pepinos españoles como fuente de la infección, reconoció que aún "no se puede dar por superado" el pico de casos del brote.

Continúan las pruebas

El Instituto de Higiene de Hamburgo mantiene por ahora sus pruebas a tomates, pepinos y lechugas en mercados, tiendas de alimentación y restaurantes de la ciudad-estado, a la búsqueda de la fuente de la infección, un extremo esencial para atajar el brote.

El anuncio se produce después de que el asunto de las ayudas se tratase, a petición de España, durante un consejo informal de ministros de Agricultura de los Veintisiete, puesto que la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar considera que se trata de un problema europeo y que por ello el Consejo debe adoptar medidas de carácter extraordinario y de urgencia.

Por otro lado, los productores españoles han asegurado que las pérdidas semanales llegan a los 200 millones por las acusaciones de Alemania sobre el origen de un partida de pepinos que ha causado un brote infeccioso en ese país.

Aumenta el número de fallecidos

Mientras tanto, el número de víctimas mortales en Alemania ha ascendido ya a 15 y otras 1.400 han resultado afectadas de diversa consideración. En Suecia se ha producido la primera muerte como consecuencia de una infección de esta bacteria.

En España La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha dicho que hasta ahora nadie se ha infectado en España con la bacteria E. coli por el consumo de verduras y hortalizas, sino que el español que presenta síntomas "muy parecidos" a los derivados de ella había viajado a Alemania y es un caso "importado".