Más de 181.000 personas tendrán que atender este domingo las mesas electorales en toda España y cada una cobrará 62,61 euros, nueve más que quienes tuvieron que ocupar estos puestos en las municipales de 2007, es decir, que la dieta que paga el Gobierno ha subido un 17 por ciento en cuatro años.

El ascenso es menor en comparación con las europeas que se celebraron en 2009, la última cita electoral de ámbito nacional. Entonces, los miembros de las mesas cobraron 61,2 euros, un 2,3 por ciento menos que este año.

En total, serán 181.635 los ciudadanos que ocuparán los tres puestos de las mesas (formadas por un presidente y dos vocales), lo que supone que 3.500 personas más que en 2007 estarán implicadas en la recogida y recuento de votos. Además de cobrar una dieta, tendrán derecho el lunes día 23 a una reducción de su jornada de trabajo de cinco horas. Para que tengan claro su cometido, la Administración ha imprimido 900.000 manuales con toda la información necesaria.

Los miembros de las mesas tendrán que presentarse en el colegio electoral a las 8 de la mañana y, para suplir a quienes no lo hagan, estarán preparados otros 363.270 suplentes. Una vez que se constituyan todas las mesas se abrirán los colegios electorales a las 9 de la mañana y no se cerrarán hasta las 8 de la tarde. Comenzará después el recuento.

Más locales electorales

El aumento de ciudadanos implicados en las votaciones del domingo ha crecido porque lo ha hecho el de locales electorales (23.719, unos 200 más) y las mesas electorales: casi 900 más que en las municipales y autonómicas de 2007, hasta sumar 60.545. Pese a ello, se van a colocar menos urnas, según los datos del Ministerio del Interior: 208.309 frente a las 227.172 de hace cuatro años.

Además, el Estado ha imprimido 39 millones de sobres para papeletas, lo que significa una considerable reducción de 16,8 millones de sobres con respecto a 2007.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.