La celebración de la Nakba (Catástrofe), que recuerda el exilio y desposesión de su pueblo con la creación del Estado de Israel, se está convirtiendo en lo que su propio nombre indica. Este domingo se han producido diversos enfrentamientos con muertos entre palestinos y las fuerzas del Ejército israelí en los puntos fronterizos de Israel con Líbano, Siria y la franja de Gaza.

Es difícil establecer el balance final ya que parte de las víctimas quedaron del lado controlado por Israel A última hora de este domingo, al menos 15 personas han muerto y más de 170 han resultado heridas en estos tres puntos. En Siria han fallecido cuatro personas y hay decenas de heridos, según testigos, por disparos israelíes cerca de Majdal Shams, en los Altos del Golán (territorio Sirio ocupado por Israel en 1967), después de que cientos de palestinos tratasen de cruzar la divisoria desde Siria.

Desde Beirut, medios libaneses informaron de que 10 personas habían muerto y decenas resultaron heridas en la localidad meridional de Marun el Ras, en el límite con Israel, cuando fuerzas israelíes abrieron fuego contra una protesta multitudinaria que se acercó a la frontera delimitada por la ONU.

La víctima mortal número 15 es un palestino que participaba en otra concentración fronteriza, en este caso en Gaza, y que también fue repelida por el Ejército israelí cuando una multitud de varios miles de personas se aproximó al paso de Erez y empezó a destruir las instalaciones.

Debido a que una parte de las víctimas quedaron del lado controlado por Israel, y el otro del lado sirio, hasta ahora es difícil establecer el balance final.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha dicho que el Ejército israelí ha recibido órdenes para "salvaguardar las fronteras y soberanía de Israel".

Muertos en Siria

"Según la información inicial de que disponemos, fuerzas del Ejército israelí identificaron a varios ciudadanos sirios que intentaban dañar la verja de seguridad en la frontera entre Israel y Siria, y respondieron con varios disparos de advertencia", dijo un portavoz militar.

Cientos de personas cruzaron en dos puntos la verja divisoria de Siria e Israel Los servicios de emergencia de la Estrella de David Roja (equivalente en Israel a la Cruz Roja), sí han confirmado que entre 10 y 20 personas resultaron heridas, entre ellas tres ciudadanos israelíes que sufrieron heridas leves, informó el servicio de noticias israelí Ynet.

Testigos en la zona informaron de la presencia de helicópteros de combate israelíes y de humo, según la radio pública israelí.

Medios israelíes informan de que el incidente se inició cuando cientos de personas, presuntamente refugiados palestinos residentes en Siria, que se habían congregado para conmemorar la Nakba, cruzaron en dos puntos la verja divisoria con los Altos del Golán.

Residentes de la localidad fronteriza drusa de Majdal Shams aseguran que cientos de personas lograron cruzar al territorio controlado por Israel, aunque otros testigos indican que tan solo unas docenas lo consiguieron, afirma el diario Haaretz en su versión digital.

Piedras contra balas en el Líbano

El tiroteo en el Líbano se produjo en la localidad fronteriza de Marun el Ras, donde miles de personas se congregaron para conmemorar la Nakba (Catástrofe).

Por nuestra alma, por nuestra sangre, nos sacrificaremos por ti, Palestina Según los medios libaneses, los soldados israelíes comenzaron a disparar contra centenares de refugiados palestinos, la mayoría muy jóvenes, que se habían acercado a la "línea azul", marcada por la ONU para limitar el territorio libanés e israelí.

Durante la protesta, en la que también participaron ciudadanos libaneses, los participantes arrojaron piedras contra las posiciones israelíes después de haber sobrepasado las barreras colocadas por el Ejército libanés que intentaban impedir los disturbios.

"Por nuestra alma, por nuestra sangre, nos sacrificaremos por ti, Palestina", coreaban los manifestantes, mientras otro grupo echaba a volar, desde el lado israelí de la frontera, una bandera palestina a la que habían atado globos con los colores de su emblema.

Poco antes, los manifestantes que se aproximaron a la "línea azul" tiraron piedras a los soldados y policías libaneses que trataban de impedirles acercarse para evitar incidentes, mientras que los organizadores les amonestaban por atacar al Ejército libanés.

La emisora de televisión New Tv dijo que en estos hechos al menos cuatro personas murieron y otras 30 resultaron heridos por los disparos israelíes.

La cadena mostró imágenes de la evacuación en ambulancia de algunos de los heridos y cómo varios de los participantes pisoteaban y quemaban una bandera israelí, mientras otros lo contemplaban haciendo la señal de la victoria.

Disturbios en Gaza

También la frontera norte de la franja de Gaza está siendo protagonista de nuevos disturbios. Al menos un palestino ha muerto y 67 resultaron heridos por disparos del Ejército israelí en el norte de la franja de Gaza cuando miles de personas se manifestaban para conmemorar la Nakba.

Quince palestinos, en su mayoría menores, resultaron alcanzados por la metralla Quince de las víctimas, en su mayoría menores, resultaron alcanzadas por la metralla de los proyectiles lanzados por tanques israelíes en las cercanías de la ciudad palestina de Beit Lahia, informó a los periodistas Adham Abu Selmeya, portavoz de los servicios de emergencia en Gaza, quien agregó que el resto de los los heridos lo fueron por impacto de bala.

Miles de personas marcharon este domingo por la mañana en el norte del territorio hacia la divisoria con Israel, informaron testigos, que añadieron que los tanques israelíes estacionados en la zona dispararon al menos cuatro proyectiles contra la zona donde tenía lugar la manifestación.

En un mitin celebrado en Gaza capital al que acudieron 10.000 personas, el líder de Hamás, Ismail Haniye, dijo que los palestinos tienen derecho a resistir la ocupación israelí y recuperar las propiedades perdidas en 1948, informó el servicio de noticias israelí Ynet.

La jornada transcurrió con mayor calma (36 detenidos) en Jerusalén Este, donde el sábado murió un adolescente palestino por los presuntos disparos de un colono.

Celebración conjunta de la Nakba

Este es el primer año desde 2007 en que las distintas facciones palestinas se unen en la franja de Gaza para organizar actos conjuntos en conmemoración de la Nakba, lo que ha sido posible tras la firma del acuerdo de reconciliación palestina a principios de este mes en El Cairo.

El movimiento islamista Hamás, en coordinación con el nacionalista Fatah, ha organizado los dos principales actos con apoyo del resto de facciones.

El primero se celebró en el norte de la franja, mientras que el otro fue en la localidad sureña de Rafah, en la frontera con Egipto.