La UE lucha por evitar una nueva crisis de deuda soberana arrastrada por Grecia e Irlanda

  • La opción que baraja es rebajar los tipos de interés de sus respectivos rescates.
  • Sería un esfuerzo por evitar una turbulenta reestructuración de la deuda.
  • Grecia consigue colocar Letras del Tesoro por valor de 1.650 millones, pero a un interés menor del que exige la Eurozona a su préstamo.
  • Merkel se reúne este miércoles con Barroso y Van Rompuy.
La canciller alemana, Angela Merkel.
La canciller alemana, Angela Merkel.
EP/REUTERS

Semana de reuniones al más alto nivel en la UE en un nuevo intento de garantizar estabilidad financiera. A la visita del FMI y el BCE a Grecia, este mates, se suma el encuentro de comisarios para debatir el rescate de Portugal y, el miércoles, la reunión de la canciller alemana Angela Merkel con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y con el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, para revisar la profunda crisis de deuda soberana del bloque.

Ante la patente imposibilidad de Grecia de devolver los 110.000 millones del rescate, la Unión Europea estaría considerando rebajar los tipos de interés de los préstamos de emergencia entregados a Grecia e Irlanda, en un caótico esfuerzo por evitar una turbulenta reestructuración de deuda.

"La comisión está claramente a favor de una rebaja de tipos", dijo este lunes el portavoz del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn. "La comisión está en contra de una reestructuración de deuda", agregó.

Austria ya ha anunciado que descarta una reestructuración de la deuda pública de Grecia, aunque su Gobierno aboga por alargar los plazos de devolución de las ayudas recibidas.

Emisión in extremis

La agencia calificadora Standard & Poor's sugirió, sin embargo, que se necesitarían medidas mucho más radicales para que la deuda griega (327.000 millones de euros) sea sostenible, diciendo que Atenas podría tener que reducir el capital en un 50% o más, con grandes pérdidas para los inversores.

Para añadir más leña al fuego, S&P rebajó aún más la calificación crediticia de Grecia dentro de la categoría basura, de "BB" a "B", golpeando las acciones de bancos griegos a medida que los inversores se volcaron a la deuda alemana buscando activos más seguros y añadiendo inestabilidad también a la deuda española, que vió como se disparaba la prima de riesgo.

Grecia colocó este martes 1.625 millones de euros en Letras del Tesoro a seis meses con una rentabilidad del 4,88 por ciento, un poco mayor al porcentaje del 4,80% del mes pasado, pero menor al 5,2% que aplica la Eurozona a sus créditos al país.

Aunque no dio detalles, una fuente de la zona euro dijo que se estaba considerando también que el Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera compre bonos griegos en el mercado primario en una emisión el próximo año a cambio de una nueva forma de garantía.

Irlanda y Portugal

La Comisión Europea espera que la decisión de reducir el tipo que se cobra a Irlanda por los fondos de rescate se defina en pocas semanas, con el fin de que la deuda de Dublín sea más sostenible. El intento del Gobierno irlandés de obtener tipos de interés menores ha sido bloqueado hasta ahora por Alemania y Francia, que quieren que a cambio Dublín armonice su base tributaria corporativa a la de Europa o eleve su reducido impuesto a las empresas, algo a lo que no está dispuesto.

En el caso portugués, los comisarios europeos analizan técnicamente hoy el acuerdo alcanzado la pasada semana sobre el programa de ajustes y reformas que deberá realizar el país a cambio de recibir préstamos por valor de unos 78.000 millones de euros en tres años.

Un año después de que se concediera el primer rescate europeo, no se ve la salida del atolladero de Grecia, se apuesta por abaratar la deuda a Irlanda y se mira con lupa a Portugal, por no repetir los errores. En el caso luso, planea la sombra de escollo de la aprobación de su rescate por parte de Finlandia, debido a la oposición que enarbolan varias de las principales fuerzas políticas del país, reforzadas tras las últimas elecciones.

Las turbulencias hicieron que las acciones europeas cayeran en medio de señales de que los tres estados miembros de la zona euro en cuidados intensivos comiencen a exigir condiciones menos estrictas de acuerdo a los términos que les ofrecen a uno y a otro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento