Atentado en Marrakech
Un hombre observa el café Argana en Marrakech. Zacarías García / EFE

El presunto autor material del atentado contra el café Argana en Marrakech había sido ya detenido previamente en Portugal, Siria y Libia al intentar unirse a grupos terroristas islámicos, informó hoy el ministro marroquí del Interior, Taieb Cherkaui.

En una rueda de prensa, Cherkaui indicó que los dos colaboradores del presunto autor habían sido también arrestados previamente en Libia y señaló que los tres son residentes de la ciudad de Safi (a unos 150 kilómetros al este de Marrakech), aunque no facilitó sus identidades.

El principal acusado había sido detenido en 2004 y 2007 en Portugal y en Siria al intentar viajar a Chechenia e Irak, y en las dos ocasiones fue expulsado a Marruecos. Las autoridades anunciaron su detención este jueves.

Colaboradores detenidos

En mayo de 2008, volvió a intentar viajar a Irak junto a los dos colaboradores que también han sido detenidos, pero los tres fueron arrestados en Libia y devueltos a su país de origen.

El presunto terrorista no tenía en principio como objetivo el café Argana, pero lo decidió al ver el gran número de turistasAl no poder llegar a esas zonas en conflicto, el supuesto autor tomó la decisión de cometer un atentado de gran magnitud en suelo marroquí, explicó el ministro.

Según las investigaciones, el presunto terrorista no tenía en principio como objetivo el café Argana, en la turística plaza de Yemá el Fna, pero decidió lanzar su acción contra ese lugar al ver que en él se concentraba un buen número de turistas.

En el atentado murieron 16 personas, de las cuales 13 eran de nacionalidad extranjera, ocho de ellos franceses.

Material en casa de los padres

El presunto autor escondía el material para preparar los explosivos, adquirido hace unos seis meses, en casa de sus padres en Safi, en cuyo puerto trabajaba, añadió el ministro en su intervención, de menos de diez minutos y en la que no admitió preguntas.

Un ciudadano marroquí obsesionado con el pensamiento yihadistaCherkaui definió al presunto terrorista como "un ciudadano marroquí obsesionado con el pensamiento yihadista y que ha jurado lealtad a la organización Al Qaeda".

Como ya se había anunciado en un comunicado, el ministro del Interior marroquí apuntó que el sospechoso había preparado los dos explosivos a través de páginas en internet que instruyen en la fabricación casera de bombas.