Manifestación en Rabat
Imagen de una manifestación que ha tenido lugar en Rabat (Marruecos), convocada para pedir reformas políticas y limitar los poderes del rey. EFE

Miles de manifestantes respondieron este domingo en Rabat (Marruecos) a la convocatoria de los principales sindicatos marroquíes, con apoyo del Movimiento 20 de Febrero, pese a las recientes medidas que ha tomado el Gobierno para mejorar la situación de los trabajadores.

Los manifestantes, que se organizaron por grupos gremiales, se desplazaron en una marcha pacífica desde la céntrica plaza de Bab el Had, cruzaron la avenida principal de Rabat, Mohamed V, y finalizaron la protesta cerca de la sede del primer ministro.

Las centrales de la Organización Democrática de Trabajo (ODT), la Unión Marroquí de Trabajo (UMT) y la Unión Nacional de Trabajo (UNT) levantaron una pancarta común en la que condenaron el atentado de Marraquech que costó este jueves la vida a 16 personas.

Asimismo, algunos participantes gritaron consignas en las que pidieron reivindicaciones políticas como por ejemplo la dimisión del primer ministro, Abás el Fasi, o en las que rechazaron la comisión que se encargará de la reforma constitucional porque "no está elegida por el pueblo".

Acuerdo firmado entre sindicatos y Gobierno

Los afiliados de la Unión General del Trabajo en Marruecos (UGTM), cercano al partido gobernante Istiqlal, participaron en la marcha junto a miembros de otras centrales en el país, pese al acuerdo que han firmado esta semana con el primer ministro y que entra en vigor este domingo para mejorar la situación laboral de los trabajadores.

El acuerdo permite la subida de la pensión mínima de jubilación Este acuerdo firmado el martes pasado permite, entre otras cosas, un aumento de los sueldos de los funcionarios de 600 dirham netos (unos 50 euros), además de la subida de la pensión mínima de jubilación de 600 a 1.000 dirham (más de 85 euros).

El dirigente en la UGTM, Abdelilah Al Fajuri, dijo que su sindicato participó este domingo en la marcha porque además de las mejoras que ofrece el acuerdo de esta semana "hay otras reivindicaciones que no han sido escuchadas, como por ejemplo la igualdad en la concesión de viviendas sociales a funcionarios".

Además de los sindicatos, el Movimiento 20 de Febrero, organizador de las marchas pro democracia que han tenido lugar en Marruecos desde esa fecha, participó también en esta marcha, en la que por primera vez mostró su apoyo explícito a la clase obrera.

"Hemos salido para apoyar a los trabajadores, que forman parte importante de nuestras bases populares", dijo Nizar Benamat uno de los dirigentes de este movimiento.