PREGUNTA. Soy alérgica al látex y no puedo utilizar preservativo. Me han dicho que hay de otros tipos, ¿cuáles son?

El 1% de la población es alérgica al látex y para estas personas se han desarrollado un tipo de preservativos diferentes. Recuerda que el condón es el único método hasta el momento que previene del contagio de una enfermedad de transmisión sexual. Los condones hipoalergénicos están hechos con poliuretano y no producen las irritaciones y picores que causa el látex en algunas personas.

Se caracterizan por ser un poco más caros pero a su favor podemos decir que son menos gruesos que los preservativos normales y, por tanto, permiten más sensibilidad que estos.

PREGUNTA. Tras el sexo, tengo ganas de llorar. ¿Es normal? ¿Es que ya no quiero a mi chico?

Llorar después de tener sexo con tu pareja no quiere decir que hayas dejado de querer a tu chico, todo lo contrario. Algunas mujeres (más que hombres) son dadas a llorar al finalizar la relación sexual. Esto se produce por una liberación de la tensión durante los segundos que dura el orgasmo. Cuanto más intenso sea este orgasmo, más tensión se libera y, por tanto, más probable es que se nos caiga alguna lágrima que otra.

PREGUNTA. ¿Es cierto que depilarse totalmente los genitales es malo para la salud?

Siempre se ha dicho que el vello púbico de las mujeres previene de posibles infecciones causadas por agentes patógenos. Por otra parte, hay quienes sostienen que, además, protegen los genitales de agentes externos como el frío o el sol. Otros piensan que la función del vello es acumular el olor que desprenden las glándulas de la región genital y que sirven para que la pareja verifique si está lista para el coito y la reproducción.

Algo de cierto habrá en estas afirmaciones, pero lo que está claro es que a la vista y por razones de moda o estética, tener una gran cantidad de vello púbico no es agradable a la vista para ciertas personas. En el caso de que quieras cortar por lo sano, recurre a técnicas como el láser con las que no tengas que estar constantemente manipulando una zona tan sensible del cuerpo.