Test de ADN
Imagen de un test de ADN. Maggie Bartlett, NHGRI / WIKIPEDIA

Jay Speights es un pastor afroamericano de Maryland, Estados Unidos. Intrigado acerca de sus antepasados, de los que sólo sabía que habían sido esclavos, se hizo un test de ADN en Ancestry.com para arrojar luz sobre el pasado de su familia. Para su sorpresa, descubrió que era un príncipe africano.

Cuenta The Washington Post que al investigar con sus resultados, era pariente lejano de Houanlokonon Deka, un descendiente del linaje real de Benín, país de África Occidental en la llamada 'Costa de los Esclavos'. Hizo otra prueba en otra web de investigación de antepasados y el resultado fue el mismo. Procedía de la familia real.

Coincidiendo con la visita a Estados Unidos de un sacerdote de Benín y un grupo de parroquianos, Jay Speights le contó su experiencia y uno de los miembros del grupo dijo conocer a sus parientes en África, en concreto al rey Kpodegbe Toyi Djigla, monarca de una de las provincias del país, y le dio su teléfono.

Tras un par de llamadas, Speights pudo hablar con la rena Djehami Kpodegbe Kwin-Epo, y descubrió que era descendiente del rey Deka, que reinó en la región de Allada entre 1746 y 1765. "Estaremos encantados de recibirte en tu casa, querido príncipe", dijo la reina.

En efecto, Jay Speights viajó desde Estados Unidos y para su sorpresa, fue recibido en el aeropuerto con carteles y fotos con el lema: "Bienvenido al reino de Allada, tierra de tus ancestros". Además, cientos de personas ejecutaron un baile tribal en su honor. Durante una semana, fue tratado como un príncipe, con túnicas y coronas e incluso lo sentaron en un trono.

Pero no todo fue bonito. Jay Speights descubrió que el rey Deka del que desciende capturó y vendió a personas como esclavos a comerciantes europeos, pero no sabe todavía cómo el linaje real acabó en Estados Unidos con esclavos, a su vez.

Ahora, Jay Speights está trabajando para llevar agua potable y electricidad a la comunidad en la que residen sus parientes: "Te fortalece. Poder señalar un punto en un mapa de África y decir 'yo soy de ahí' hace que te sientas bien", dice.