Emojis
Una imagen ilustrativa de emoticonos. ABSOLUT VISION / PIXABAY

Kathryn Kidd decidió pintar los muros de su casa con emojis para alegrar a sus vecinos y fue denunciada por ello.

Ocurrió en Manhattan Beach (California, Estados Unidos). Kidd optó por un rosa intenso para las paredes exteriores de su dúplex y añadió dos enormes emoticonos amarillos. Según ha contado la dueña a Easy Reader News, lo hizo con la intención de alegrar a sus vecinos y que no la denunciaran por alquilar la casa de forma ilegal en Airbnb.

"En lugar de que todos estén tan sombríos, siempre tan deprimidos, quería enviar un mensaje para ser feliz", declaró. Sin embargo, la vecina de Kidd, Susan Wieland, no piensa que ese fuera el motivo.

Ella fue una de las que denunciaron a Kidd por alquilar ilegalmente el dúplex a principios de este año, lo que terminó con una multa de casi 4.000 euros para la propietaria.

Wieland cree que esas caras son una burla hacia ella, ya que miran directamente a su casa y tienen las pestañas pintadas de forma exagerada (Sussan lleva extensiones de pestañas). La otra cara tiene la boca cerrada con una cremallera, como si Kidd la estuviera diciendo "cierra el pico".

Ver esta publicación en Instagram

THE EMOJI HOUSE 🤐🤪 🎨 @ztheart @thegoneman #TheEmojiHouse

Una publicación compartida por GUTTA GONE (@thegoneman) el31 de May de 2019 a las 1:19 PDT