Orina
Análisis de orina, en una imagen de archivo. GTRES

La logística de Amazon, con millones de paquetes enviados cada día, puede ser complicada y quizá por eso ocurran cosas como la que le sucedió a un cliente de Alabama (EE UU).

Según narró el hombre a la cadena KFOR y recogió Yahoo! Lifestyle, pidió una cortina de ducha a través de Amazon. "Recibí un correo electrónico el jueves por la mañana diciendo que el paquete había sido entregado", dijo el cliente. 

"Lo abrí. Y cuando lo saqué era una especie de muestra de orina o algo así", describía el hombre, que se mostró "muy sorprendido". "Mi hijo estaba allí de pie viéndome abrirlo y se echó a reír", rememoraba.

Además, el paquete contenía la etiqueta de la muestra, con el nombre y la fecha de nacimiento de la mujer supuestamente propietaria de la muestra.

Según el afectado, Amazón le pidió disculpas y se comprometió a hacerle llegar su pedido, a la par que se negó a hacerse de nuevo con la muestra, que el hombre conservará unos días, "por si acaso".