Dasha Fincher
Momento de la detención de Dasha Fincher. CAPTURA DE PANTALLA DE UN VÍDE DE 13WMAZ

Una mujer en Georgia que pasó tres meses en la cárcel después de que la Policía pensara que el algodón azul de azúcar en su automóvil era metanfetamina debido a una prueba de drogas defectuosa ha presentado una demanda contra los funcionarios que la detuvieron.

Dasha Fincher, que estuvo en prisión por no poder pagar la fianza de 1 millón de dólares, fue acusada de tráfico de drogas al ser detenida el 31 de diciembre de 2016 cuando las autoridades vieron una bolsa con una sustancia azul en el interior de su vehículo, informó FOX NEWS.

Ella se defendió, alegando que la bolsa contenía algodón de azúcar, pero cuando los oficiales probaron la bolsa dio positivo en metanfetamina.

Fincher y el conductor, su pareja, fueron arrestados, y finalmente fue acusada de posesión de metanfetamina con la intención de distribuir.

Con ella en prisión, un análisis realizado por el laboratorio criminalístico de la Oficina de Investigaciones de Georgia en marzo de 2017 reveló que la sustancia azul era algodón de azúcar y no droga.

Los fiscales retiraron los cargos en su contra en abril de 2017, cuando salió en libertad.

Ahora, la mujer ha presentado una demanda contra el condado de Monroe y los tres agentes involucrados por encarcelamiento ilícito y violación de sus derechos civiles.

La demanda también está dirigida a la firma Sirchie Acquisition Company, que fabrica el equipo que usaron los agentes en la prubea ed drogas y que dio el resultado equivocado.

La mujer lamenta que, durante su privación de libertad, ocurrieron varios eventos en su familia que se perdió.