Perro
Primer plano del hocico de un perro. Pavellllllll / PIXABAY

Aunque los perros tienden a ser animales sociables con los humanos y no tardan en mostrar su afecto, los veterinarios insisten en presentar una serie de pautas a la hora de acercarse y acariciar a un perro que no conoces. Uri Burstyn, veterinario y educador canino, indica en una entrevista al medio Mental Floss qué es lo que hay que hacer en estos casos.

En primer lugar, la mejor manera de iniciar el contacto con un perro desconocido es dejar que huela tu mano. "El sentido olfativo de los perros es mayor que el visual", indica Burstyn. Eso sí, la mano debe presentarse curvada, con los dedos hacia dentro, para evitar que el perro se pueda sentir amenazado y los muerda.

Si, tras olfatear la mano, no se retira, el siguiente paso es acariciarlo, pero nunca en la cabeza, ya que puede interpretarlo como un gesto de dominación. El mejor lugar es debajo de la barbilla.

Asimismo, en uno de los vídeos didácticos que Burstyn publica en YouTube, el veterinario explica que conviene agacharse un poco a la hora de acercarse a un perro, para que el animal sienta al desconocido a su altura.

Otras zonas a evitar a la hora de acariciar al animal son la panza o las patas. Por su puesto, todo dependerá de la predisposición del perro, que también se puede intuir por cómo mueve la cola, según recoge también Gizmodo.