¿Quién dijo que solo las mujeres pueden ser consideradas como una muñeca? No son travestis. Tampoco se consideran frikis. Son los llamados 'rubber dolls' (muñecas de goma) o 'maskers' (enmascarados). Varones heterosexuales, con mujer e hijos en su mayoría, que encuentran una forma de escapar de su rutina diaria vistiéndose y maquillándose como una auténtica muñeca de goma.  

Las imágenes de los hombres 'rubber' dieron la vuelta al mundo tras aparecer en un documental llamado 'Secretos de muñecas vivientes' en el canal británico 'Channel 4'. Sus cuerpos parecen esculpidos por la propia industria Matel, sus caretas, hechas de látex, reflejan la mirada hermética de la propia Barbie y las pelucas kilométricas de rubios imposibles calientan las cabezas de estos hombres tan originales.

RubberDoll

Escapar del estrés

Su vida cotidiana es igual que la de otra persona, pero en sus ratos libres deciden salir a la calle enfundados con apariencia de Nancy. Afirman que es una forma de escapar de la monotonía y del estrés del día a día y les permite por unas cuantas horas expresarse de forma diferente.

Lejos de una estética convencional, los 'rubber dolls' esperan ser aceptados por una sociedad envuelta en tabúes y dobles morales que acepta las nuevas tendencias sin dejar de volver la cabeza cuando descubren que hay personas diferentes en el mundo.

Masker