María Asunción Esperanza Martínez falleció el pasado martes 30 de enero en Saltillo, una localidad al norte de México. En el velatorio solo estaban su marido, Ramón y el hijo de ambos, de 33 años y discapacitado.

Una voluntaria del hospital de Saltillo hizo una foto desgarrdora del hombre velando a su esposa en la más absoluta soledad. La publicó en Facebook junto a un mensaje que decía: "Don Ramón no tiene a nadie. Ni dinero. Así que no tiene ni café. Ni pan ni una flor, me da tristeza."

La foto se difundió rápidamente y no tardaron en aparecer los vecinos para hacerle compañía hasta el funeral y llevar flores. Algunos incluso donaron dinero para ayudar a pagar la sepultura de María Asunción.

Sandra Pineda publicó también algunas fotos del momento en que todos los vecinos apoyaban a Ramón.