Un peculiar paseo en Ferrari dejó a los viandantes del Paseo Marítimo de Ibiza anonadados: un hombre conducía el lujoso descapotable con una mujer que, desnuda, se contorneaba sobre el capó al ritmo de la música.

Desde que el vehículo salió del parking en La Marina, los ocupantes incumplieron las normas de seguridad vial, motivo por el que han sido denunciados.

Los protagonistas del acontecimiento se arriesgan a pagar hasta 500 euros y el conductor a la retirada de 6 puntos del carnet.