David Lesh y su amiga Kayla sobrevolaban Half Moon Bay, en el norte de California, a bordo de un pequeño avión. De repente, la nave sufrió un problema mecánico. Decidieron saltar antes del impacto y caer al océano. Lo que ocurrió después lo grabaron con la cámara del móvil de David, informa Gizmodo.

La pareja consiguió caer al agua sin heridas, y decidieron registrar lo que ocurría y explicar cómo había ocurrido todo. Por suerte para ellos, un segundo avión que participaba en el vuelo con ellos pudo avisar a la Guardia Costera, que mandó un helicóptero para rescatarlos.

David grabó también el rescate y como eran transportados en el helicóptero de rescate. También hay imágenes de la cola del avión sumergiéndose en el Pacífico.