Estamos de celebración. Y no una celebración cualquiera, pues se trata de un evento que afecta a un personaje que ha marcado la infancia de muchos, Goku.

El 9 de mayo se celebra el Día de Goku, una festividad nacional creada en Japón en honor al protagonista de Dragon Ball. Este día fue establecido en 2015 después del estreno de la película Dragon Ball Z: La resurrección de F y del anuncio de la nueva temporada de la serie, Dragon Ball Super.

La fecha elegida no es otra que la coincidencia con su nombre. Go y Ku se pronuncian como cinco y nueve, respectivamente, es decir, el día nueve del quinto mes según la forma japonesa de leer las fechas.

Las redes celebran el Día de Goku

A pesar de tener su origen en Japón, el día traspasa fronteras e incluso las compañías aprovechan el tirón. Bandai Namco ha sacado este año un nuevo personaje para el videojuego Dragon Ball FighterZ, y no es otro que el propio Goku en su versión Dragon Ball GT, es decir, el Goku al que volvieron a convertir en niño.

Y no podían faltar las felicitaciones de los fans en redes. Los más nostálgicos utilizan la imagen del antiguo Goku y las canciones que sonaban antes. Otros celebran el día con imágenes de la última temporada. Pero, al fin y al cabo, todos son el mismo personaje tan querido.

Las diferentes versiones de Goku

El Goku en edad infantil

Akira Toriyama comenzó a publicar el manga de Dragon Ball en la revista Shueisha en 1984. En estos 35 años Goku ha cambiado mucho, aunque sigue perdurando la misma esencia del personaje.

Pero si hay que destacar una versión de Goku por encima de otras, esa es sin duda la primera, el Goku niño con cola de mono. Llegó a la Tierra desde otro planeta allí conoció a personajes como Bulma, su compañera de aventuras, Yamcha o a su futura mujer Chichi.

El Goku de aquel entonces era un personaje infantil, glotón y de actitud desenfadada. En definitiva, era un niño. Pero un niño Saiyan con mucho poder y fuerza que apartaba su actitud inmadura para tomarse en serio las batallas.

En Dragon Ball GT ya era un adulto, pero lo maldicieron y volvió a ser un niño. Entonces el personaje era diferente, seguía manteniendo la personalidad adulta y madura. Aunque bueno, Goku nunca ha sido maduro... ni adulto.

Super Saiyan 3

Otra de las transformaciones más destacadas es la de Super Saiyan 3. Varios cambios llegaron antes de que el personaje alcanzara este nivel de poder, pero muchos vivimos a este Goku como el más poderoso de todos.

Los niños que vimos Dragon Ball Z como la serie de nuestra infancia vivimos este cambio como el más importante. Del Goku adulto de pelo moreno comenzó a cambiar a rubio al pasar a Super Saiyan 2, igual que otros personajes como Vegetta o Trunks.

Pero su pelo creció en este nuevo nivel y su semblante era mucho más fiero. Sin duda, una transformación que dejaba claro que Goku era el eterno salvador de la Tierra.

Super Saiyan God

Años después, en la película Dragon Ball: La batalla de los Dioses, la serie revivió con una nueva historia y, cómo no, un nuevo Goku. El protagonista adquirió el nivel Super Saiyan God gracias a un ritual con otros Saiyan.

Su pelo rojo era algo nunca visto en el personaje y su aura calmada pero poderosa transmitía la esencia de un dios, como su propio nombre indica. Super Saiyan God no solo es símbolo de fuerza, también del renacimiento de la saga.

Vegetto

Por último, pero no menos importante, otro de los niveles de Goku lo hizo no solo cambiar de nombre y aspecto, sino fusionarse con su mejor amigo y a la vez rival: Vegetta.

Todo el mundo amaba la relación de amor y odio que tenían estos dos personajes protagonistas. Los dos Saiyan lograron apartar sus diferencias y unirse por un fin muy noble: derrotar a Cell y salvar la Tierra de su exterminio.