Tyler tiene los ojos abultados e inyectados en sangre.
Tyler tiene los ojos abultados e inyectados en sangre. Facebook Dawn Hollingworth

Un niño de 11 años de Tuxford (Reino Unido) ha sufrido varias lesiones en el cerebro después de que varios jovenes le instaran a hacer el reto viral de youtube conocido como 'el carrusel de la muerte', según ha informado el Daily Star.

Mientras se encontraba en el parque jugando con unos amigos, se acercaron unos jóvenes desconocidos y presionaron a Tyler Broome para que se sentase en el tiovivo. Estos hicieron girar el carrusel a gran velocidad con la rueda trasera de una moto.

Tylor quedó inconsciente, pero los jóvenes huyeron dejándolo abandonado. Fue entonces cuando un adoslescente halló al niño y fue trasladado de urgencia a un hospital, donde avisaron a la madre y le comentaron que tenía la cabeza muy hinchada ya que le estallaron los vasos sanguíneos, y que podría sufrir daños permanentes en el cerebro y la visión.

Los médicos comentaron que el niño se había sometido a una fuerza gravitatoria comparable a la que sufren los pilotos y astronautas.


"Podría haber sufrido un derrame cerebral"

Su madre, Dawn Hollingworth de 51 años, ha compartido esta semana imágenes de sus heridas en la cabeza para advertir a los niños de esta práctica y así evitarla. También ha comentado que su hijo sigue en el hospital con mucho dolor, con visión borrosa y  que toma medicamentos antiinflamatorios.

Ha agradecido la gran cantidad de mensajes de apoyo y ha comentado la situación del niño: "Su visión es borrosa y sus ojos están rojos, llenos de sangre. Los médicos dijeron que si no estuviera en forma y sano, podría haber sufrido un derrame cerebral y morir", agregó la madre.

Tyler permanece en el hospital, aunque en situación grave se encuentra estable.

Mientras tanto la Policía de Nottinghamshire ha iniciado una investigación sobre los hechos y así poder capturar a los adolescentes.