CLIPSET
La bandera de Canadá. ARCHIVO

Un hombre de Alberta, Canadá recurrió a las redes sociales para lanzar una generosa oferta en medio de un ambiente de agitación por la absolución de un agricultor blanco, que había matado a un joven Cree -uno de los grupos de pueblos indígenas más grandes de las Primeras Naciones.

"Quería ofrecer algún tipo de esperanza", dijo Joel Holmberg. "Fue realmente repugnante ver cómo hablaban las personas racistas. Quería hacerles saber que no todos en Canadá piensan eso", añadió.

"Todos sabemos en nuestro corazón la verdad, que toda esta tierra es robada", dijo el hombre de 45 años. "Son nuestros anfitriones y nosotros somos sus invitados y han sido objeto de abusos criminales durante demasiado tiempo y tiene que detenerse", según recoge The Guardian, haciendo referencia a la llegada de los europeos.

Holmberg tiene una propiedada de dos hectáreas, y explicó que había espacio suficiente para poder albergar a una familia. “Si eres indígena, tienes hijos, no bebes, y quieres ser libre en la tierra, tenemos un hogar para ti aquí. Sin alquiler, sin facturas, vive gratis, lejos de las grandes ciudades llenas de suciedad”, se podía leer en el mensaje.

Aclaró que su aprecio por la cultura de las Primeras Naciones comenzó cuando era un niño porque creció en la Columbia Británica, y los miembros de la Primera Nación Sinixt -un pueblo de las Primeras Naciones- comenzaron a llevárselo mientras cazaban y pescaban, añadió.

Tras el anuncio ha recibido numerosas peticiones, y en “las próximas semanas espera conocer a las familias interesadas”.