Aparece un perrito caliente gigante en pleno Times Square con una "historia sórdida y un pasado complicado"

La estatua se inauguró el 10 de mayo.
La estatua se inauguró el 10 de mayo.
EarthCam/ TWITTER
La estatua se inauguró el 10 de mayo.

Si hay dos cosas típicas de cualquier película o serie rodada en Nueva York, esas son la plaza Times Square y los puestos de perritos calientes de la calle. Por ello, si la ciudad que nunca duerme tuviera que contar con una estatua, esta debería de situarse en dicho lugar y tener la forma de la icónica comida.

Así, los viandantes que el viernes 10 de mayo pasearon por la ciudad pudieron ser testigos de todo un espectáculo. La escultura, de casi 20 metros de largo, era extravagante en todos los sentidos. No solo por la forma, sino por todo lo que la rodeada. Titulada Hot Dog in the city (traducido al español como 'Perrito caliente en la ciudad'), se convirtió en la protagonista indiscutible.

Apuntando al cielo disparó una ráfaga de confeti de arcoíris y en la punta contraria unos luchadores drag peleaban perreando sobre las cuerdas de un ring de boxeo. Toda una locura maquinada por Jen Catron y Paul Outlaw, un matrimonio de artistas de Brooklyn.

Según han explicado, el plato guarda en realidad un mensaje muy especial. Como así han explicado a medios locales, quieren que al mismo tiempo un emblema de la ciudad, a la vez que una crítica al capitalismo: "Es un emblema de la verdad difícil de digerir sobre la producción y el trabajo en masa, el consumismo y el mercadeo. Es festivo, pero tiene una historia sórdida y un pasado complicado".

"Siempre he pensado que Jen y Paul encajan perfectamente en Times Square, desde su humor irreverente hasta su forma de jugar con las escalas", ha asegurado por su parte Jean Cooney, directora de Times Square Arts.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento