Más de 400 euros para acabar pareciendo un embutido, el drama de una 'influencer' y su bañador en TikTok

La tiktoker Amy Chang, con el bañador que compró.
La tiktoker Amy Chang, con el bañador que compró.
@bondenavant / TikTok

Amy Chang es una conocida influencer que cuenta con más de 1,3 millones de seguidores en TikTok, donde sube contenidos relacionados con belleza y moda. 

Pero no todo es glamour en su cuenta de la red social, pues la tiktoker no duda en mostrar cuando las cosas no salen bien. Es el caso de cuando compró por internet un bañador de 345 libras (unos 414 euros). 

Se trataba de un bañador fucsia de la firma Christopher Esber, un modelo con cuello halter y tiras elásticas que prometían acentuar la figura de la usuaria que lo portara. 

Chang lo pidió en la talla que suele usar, la XS... pero quizá no acertó con tallaje. Cuando le llegó a casa, como ella misma mostró, el bañador le apretaba tanto que acabó pareciendo un embutido atado, en un claro caso de "lo que pides, lo que te llega". 

"Definitivamente, en mi cabeza se veía diferente", decía la influencer de cómo ella lo había imaginado, que no es con su piel asomando por los huecos de la prenda y el ombligo comprimido, como le ocurrió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento