El increíble 'antes y después' de una adicta a la heroína que ha rehecho su vida

Ginny Burton, a la izquierda cuando era adicta y a la derecha, en la actualidad.
Ginny Burton, a la izquierda cuando era adicta y a la derecha, en la actualidad.
King County Jail / Ginny Burton

El infierno de las drogas puede sumir a las personas en un oscuro pozo. Pero hay salida. El ejemplo de ello es Ginny Burton, una estadounidense de 48 años que se ha hecho viral con su antes y después.

Consumúa metanfetamina a la edad de 12 y pasó gran parte de su vida temprana en un "vórtice de drogas". Nació en Tacoma, en el estado estadounidense de Washington. Su madre traficaba con drogas y padecía una enfermedad mental, según la cadena ABC.

Mientras el padre de Ginny estaba en la cárcel por una serie de robos a mano armada, su madre supuestamente la introdujo en el consumo del cannabis a la edad de seis años.

A los 14 años fumaba crack. Intentó suicidarse tres años después tras ser violada por un hombre que le compró drogas a su madre. A la edad de 23 años, había dado a luz a dos hijos. Según los informes policiales, estaba en una relación abusiva y se había convertido en adicta a la heroína.

Robó a traficantes de drogas mexicanos a punta de pistola y robó coches para financiar su adicción, según KATU, y sus hijos finalmente fueron apartados de su cuidado.

"Cuando estás atrapado en la calle y hueles a heces y no te has duchado, y no puedes hacerlo en un servicio social durante las horas de trabajo porque estás demasiado ocupado tratando de alimentar tu adicción, y tu adicción es más grande que tú... Y has comprometido tu integridad varias veces una y otra y otra vez, y estás empezando a ser víctima de la gente en la calle... estás desesperada", dice la mujer.

“No puedes soportar tu vida. Preferirías estar muerto que vivo. Pasé la mayor parte de mi adicción deseando que alguien me matara", dijo.

Ginny acumuló 17 condenas graves y fue enviada a la cárcel tres veces. La prisión le dio la oportunidad de recuperar la sobriedad, pero no pasó mucho tiempo antes de que volviera a consumir drogas.

Punto de inflexión

En 2012, Ginny fue arrestada por estrellar un camión robado contra un árbol durante una persecución policial. Dijo que era una llamada de atención. Sentada en la parte trasera del coche de la policía, decidió hacer un cambio radical. Después de un programa de drogas ordenado por la corte, comenzó a tomar clases en la universidad.

Dijo que su tiempo en South Seattle College en Washington le hizo darse cuenta de cuánto de su vida había desperdiciado. Y descubrió que tenía un don para estudiar, y también lo disfrutó. "En realidad era buena aprendiendo", dijo.

Se trasladó a la Universidad de Washington, donde estudió Ciencias Políticas y fue nombrada Becaria Truman 2020 para Washington. Los estudiantes son nominados para el prestigioso premio sobre la base del servicio público y los logros académicos. Ginny se graduó a los 48 años.

Ahora espera que su extraordinaria historia de vida pueda ser una inspiración para otras personas que luchan contra la adicción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento