Una perrita la lía en la cocina y la conversación del juicio organizado por sus dueños se hace viral en Twitter

Imagen de archivo de un perro tumbado.
Imagen de archivo de un perro tumbado.
PEXELS

Los animales tienden a hacer de las suyas en cuanto los perdemos de vista. Así ha ocurrido en la historia protagonizada por los dueños de una perrita que, aparentemente, parece no haber roto un plato en su vida y que, el pasado domingo, provocó las risas de los usuarios en Twitter.

"Tenemos un crimen", comienza la conversación en la que un dueño alerta al otro del estropicio que el animal había hecho, aprovechando un despiste humano y colándose en la cocina para jugar con la basura.

"¿Y el sospechoso?", pregunta uno de los dueños. "Sospechosa número uno", responde el otro con una foto de la perrita tumbada de lado, haciéndose la inocente. "No parece culpable, la verdad. ¿No había nadie más presente en la escena?", cuestiona uno de ellos.

"¿Concluyentes?", pregunta, de nuevo. "Caca en el morro", responde el otro. "Circunstanciales", vuelve a cuestionar. "Hay un testigo que la ha visto en la escena del crimen. Literalmente, cometiendo el crimen", indican. "Quizá haya sido el testigo y le ha untado caca en el morro para inculparla", apunta. "No creo", responden, "la acusada es reincidente".

Ya en el papel de abogado defensor y fiscal, uno de ellos escribe: "Eso es un prejuicio. Protesto". A lo que el otro contesta: "Denegada. La acusada ya ha sido condenada". "No. ¿Cuál es la pena?", pregunta el primero. "Quedarse en su sitio un buen rato", responde el segundo adjuntando una foto del animal tumbado en su cama.

"Recurriremos la sentencia. Exigimos salir a pasear", reclama la defensa. "La acusada solo se quedará en su sitio hasta que se canse y se levante sola. Esta noche tendrá paseo", sentencia el otro miembro de la familia.

La ingeniosa conversación se ha vuelto viral en Twitter, donde ha obtenido más de 25.600 'me gusta' y se ha compartido en más de 3.900 ocasiones. Además, entre los comentarios se pueden leer discrepancias con la sentencia. "Primero se dice que no había nadie más presente en la escena y después que un testigo ha visto a la sospechosa en la escena del crimen... Esto huele a gato encerrado", bromeaba un internauta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento