Un surfero recupera en Filipinas su tabla perdida hace dos años en Hawái

A la izquierda, Giovanne Branzuela con la tabla en Filipinas y a la derecha, Doug Falter con su ella antes de perderla.
Giovanne Branzuela con la tabla en Filipinas y Doug Falter con ella antes de perderla.
DOUGFALTER / INSTAGRAM

Hace 15 años, Doug Falter comenzaba a surfear sin saber la sorprendente historia que protagonizaría. Dos años atrás, el estadounidense perdió una tabla de surf con un gran valor sentimental en las playas de Hawái.

El objeto tan preciado estaba hecho a medida para coger olas grandes, sin embargo, un gran revolcón hizo que desapareciera por la fuerza que emiten las corrientes marinas.

Con el paso de los días, el surfero acabó sin ninguna esperanza de encontrarla, pero, hace poco, un profesor de primaria le sorprendió con la noticia de que su tabla apareció en el sur de Filipinas.

A unos 8.000 kilómetros de donde la perdió, unos pescadores de la zona la encontraron y la vendieron por unos 34 euros a Giovanne Branzuela, que tenía ganas de dar los primeros pasos con el deporte acuático.

El hombre se dio cuenta de que estaba grabado el nombre de Lyle Carlson, un fabricante de tablas de Hawái, por lo que le mandó una imagen. Carlson reconoció la tabla enseguida y publicó una instantánea en Instagram etiquetando al dueño.

Ahora, Falter ya sabe dónde se encuenta uno de sus bienes más preciados, solo está esperando a que las cosas se tranquilicen para poder viajar con más seguridad y reencontrarse con su buena amiga. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento