La insólita imagen de un elefante marino nadando entre los bañistas en las playas del sur de Río de Janeiro

Elefante marino en aguas antárticas.
Elefante marino en aguas antárticas.
GTRES

Los bañistas de las playa de Arpoador al sur de Río de Janeiro, Brasil, se llevaron una sorpresa el pasado lunes cuando se encontraron a un nadador inesperado entre ellos. Un elefante marino se acercó hasta la costa para bañarse cerca de la arena.

Tal y como se puede ver en las instantáneas y vídeos que la fotógrafa uruguaya Agnes Dietrich envió al medio G1, este mamífero parecía encontrarse muy a gusto entre los diferentes estudiantes de la escuela de surf que estaban dando clase en ese momento.

"Lo había visto en Punta del Este [Uruguay], pero no aquí. La gente estaba muy contenta de verlo, corrieron a ver hacia dónde iba", declaró la fotógrafa. Gabriel Melo, el profesor de surf que se encontraba allí, contó que debía medir "unos 3 metros de largo".

"No es común [que se le vea por la orilla], pero es algo esperado. Son individuos vagabundos, suele pasar", aseguró el biólogo marino Salvatore Siciliano, quien aclaró que este ejemplar debía tener unos 2 años.

"En cierta época del año salen a buscar comida y en invierno tienen que hacer viajes más largos. A veces los jóvenes machos inexpertos terminan aventurándose en aguas un poco más lejanas y acaban siendo atrapados por las corrientes, los vientos o incluso detrás de algún banco de peces y terminan llegando a Brasil cansados", explicó el biólogo jefe de AquaRio y añadió que probablemente el elefante marino provendría de la Patagonia argentina o de Uruguay.

"Es esencial aislarlo y no dejar que nadie se acerque porque puede tener un comportamiento muy territorialista y agresivo y puede terminar causando heridas graves", añadió el experto. "La recomendación es ponerse en contacto con la autoridad responsable de la vigilancia del animal, para que ningún curioso se acerque demasiado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento