Un perro es operado de urgencia pero salva la vida tras tragarse un palo de 25 centímetros, la mitad de su tamaño

  • Los especialistas se asombraron al descubrir que el palo no había perforado ninguno de los órganos vitales del can.
Rocky.
Rocky.
Hospital Veterinario PDSA de Southampton (Reino Unido)

Un cachorro de apenas 9 meses tuvo que ser operado de urgenica después de tragarse un palo de 25 centímetros, casi la mitad de su tamaño. 

Rocky, como se llama el protagonista de esta tremenda historia con final feliz, fue llevado por su dueña Hospital Veterinario PDSA de Southampton (PDSA), en el Reino Unido, después de que esta se diera cuenta de su mascota se encontrara constantemente enferma y sin poder mantener la comida en el estómago.

Después de una hora de operación, se extrajo el palo del interior de su cuerpo y se monitoreó al cachorro durante la noche para asegurarse de que no tuviera lesiones internas. Afortunadamente, el can no ha tenido secuelas.

Rocky, durmiendo plácidamente.
Rocky, durmiendo plácidamente.
Hospital Veterinario PDSA de Southampton (Reino Unido)

Zofia Bauman, una de las veterinarias que atendieron al animal, explicó a Sky News que se asombró al descubrir que el palo no había perforado ninguno de los órganos vitales de Rocky. Además, reconoció que "nunca había visto algo así".

"No vimos que sucediera nada, debe haber sido en el jardín"

La dueña del perro, Joanna, de 36 años, confesó que no podía creerse que su perro se hubiera tragado un palo del tamaño de la mitad de su cuerpo. "No vimos que sucediera nada, debe haber sido en el jardín. Pero afortunadamente, está mejorando y sintiéndose mejor", manifestó.

No obstante, desde el hospital veterinario se recuerda que no es recomendable dar palos u otros juguetes a los cachorros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento