Logo del sitio

Probamos los turrones de Dabiz Muñoz, Lidl, Aldi y otros originales: ¿cuál es el mejor para la Navidad?

[MISSING]binding.image.description
Probamos los turrones más raros del supermercado

Hubo un tiempo en el que era muy sencillo elegir turrón favorito: duro o blando. La cosa se amplió después con las versiones de yema, y la llegada de los chocolates crujientes abrió un sinfín de posibilidades. Aunque estos cuatro siguen siendo de los más populares, basta darse un paseo por cualquier supermercado para descubrir que la gama es mucho más amplia y que hay sabores realmente curiosos.

Justo eso es lo que hemos hecho: recorrer unos cuantos supermercados en busca de los turrones más originales y extraños de esta temporada. Que son diferentes está claro. Ahora veremos si además de raros, también son comestibles o incluso están ricos.

Turrón de pan con tomate

Empezamos fuerte con el que posiblemente es el turrón más extraño que hemos visto en mucho tiempo: de pan con tomate. Un homenaje a ese gran invento catalán que ahora Virginias ha querido convertir en turrón. ¿Qué tal les has salido? La verdad es que está bueno porque la combinación de chocolate y aceite siempre funciona, pero el punto del tomate (en forma de polvo deshidratado en la superficie) apenas se nota. Cuesta entre 11 y 12 euros.

Turrón de palomitas de Dabiz Muñoz

Tras el éxito de sus roscones, este año el chef más popular del momento también se anima con su propia gama de turrones. Se venden en exclusiva en El Club del Gourmet a 15 euros la tableta (300 gramos) y está disponible en 4 variedades.

Esta de palomitas está realmente buena. Sabe a palomitas y el maíz crujiente le da un punto crocante realmente bueno, con un dulzor contenido. Es de los más caros, pero también de los más ricos de esta cata turronera.

Turrón de chocolate y galleta chispeante

Más que por el sabor, la gracia de este turrón de Lidl es que llega con la firma de Aurora Ruiz (ganadora de MasterChef Junior 8) y de Nicolás Alonso, otro de los participantes. Bastante tiene ahora este programa con lo suyo como para pinchar más, pero nos preguntamos si dos niños vendiendo un producto con tanto azúcar es una buena idea.

Pero bueno, es Navidad, así que pasaremos de puntillas por ahí. Está muy rico, mucho chocolate por todos lados, algún trozo de galleta tipo Oreo y el punto chispeante es por los trozos de Peta Zeta que te vas encontrando. Cuesta menos de 2 euros.

Turrón de chocolate blanco con galleta negra

Muy similar, aunque sin ser chispeante, es este turrón de Trapa que también recurre a mezclar chocolates y ponerle trocitos de galletas tipo Oreo. Tiene un precio muy competitivo (1,3 euros la tableta de 120 gramos) y además de prescindir de niños famosos para anunciarlo, también nos gusta que su menor grosor le permite ser algo más ligero que el de Lidl. Por cierto, interesante la gama de Trapa de turrones sin lactosa.

Turrón de polvorones con canela

Para quienes en estas fechas les cueste decidirse entre polvorones o turrones Torrons Viçens tiene la solución: su nuevo turrón de polvorones con canela. Además de tener turrones clásicos de gran calidad, esta casa ha sido pionera en probar con sabores diferentes y colaborar con grandes cocineros, como Albert Adrià, para desarrollarlos.

El caso es que este turrón de canela que a priori puede sonar como el colmo de lo empalagoso está francamente bueno y, contra todo pronóstico, bastante ligero. Cuesta unos 11 euros y, además de este sabor, ojo también al de Baileys, porque está buenísimo. Eso sí, tiene algo de alcohol, así que no apto para niños.

Turrón de mousse de 'capuccino'

Turrones de café hay muchos y desde hace tiempo, pero nos ha hecho gracia este que afina bastante más el concepto con un turrón de mousse de 'capuccino' que se puede encontrar, por menos de 2 euros, en los supermercados Aldi.

De entrada, el chocolate negro manda, pero pronto se nota el café y el punto del cacao, así que, efectivamente, recuerda a un 'capuccino'. Una opción interesante para los más cafeteros y a precio ajustado.

Turrón de roscón de reyes

Terminamos con otro de los turrones de Dabiz Muñoz que juega aquí con otro clásico navideño: el roscón de Reyes. Se nota mucho el azahar característico y la parte central con una crema que, suponemos, hace un guiño a la fruta confitada aporta un pequeño punto ácido que reduce el dulzor general.

¿Está bueno? Mucho, pero confesamos que en una cata a ciegas no adivinaríamos que es de roscón de reyes. Ahora que no nos oye Dabiz, nos ha gustado mucho más el de palomitas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento