Logo del sitio

Cinco aliños atrevidos para darle una vuelta a tus ensaladas

  • Porque las ensaladas piden algo más que aceite (del bueno) y vinagre.
<p>Otra circunstancia que es muy importante para gozar de un buen descanso en los meses de mucho calor. Toma productos refrescantes como las ensaladas y así podrás reponer las sales perdidas con el sudor y dormir sin que tu estómago sufra pesadez ni nada por el estilo.</p>
El verano es territorio propicio para la ensalada, ya no ocasional, sino diaria.
Pixabay/silviarita

Los nuevos horarios, la presión comercial y, en muchos hogares, las dificultades para llegar a fin de mes han conseguido que, seguramente, hoy comamos peor que hace 25 años. Por eso la dieta mediterránea es un vago recuerdo en miles de hogares españoles. Pero pese a ello, podemos decir que, en general, en nuestro país se sigue comiendo bien.

Según la 11ª edición del Barómetro FOOD de Edenred, la demanda española de platos más saludables está por encima de la media mundial. Entre las opciones asociadas a este concepto ocupa el primer lugar los productos frescos, elegidos por el 68% de los consumidores. Los españoles también quieren más opciones veganas o vegetarianas (un 19%) y más ensaladas (un 23%).

Pues con esto último nos quedamos. El verano es el territorio propicio para la ensalada, ya no ocasional, sino diaria. Pero a base de hacer tanta ensalada acabamos repitiéndonos, con los ingredientes y con los aliños.

De lo primero ya hemos hablado mucho (en esta sección hay mil ideas para hacer ensaladas distintas), pero ocupémonos de los aliños, que no todo va a ser aceite (del bueno) y vinagre. Estos son cinco aliños atrevidos para darle una vuelta a tus ensaladas.

El frutal

Se compone con aceite de oliva, zumo de naranja, jugo de lima, sirope de agave y sal. Este aliño da un toque ácido al plato, que potencia los sabores y da más frescura a la ensalada.

El asiático

La base es la intensa salsa de soja. Le añadimos un poquito de jengibre, vinagre de arroz y aceite de oliva.

El dulce

El azúcar puede ayudarnos a mejorar una ensalada. Mezclamos aceite de oliva, sal y vinagre con mermelada sin azúcar de frutos rojos.

El cremoso

Se trata de un aliño cremoso en lugar de uno de consistencia líquida, que es lo habitual. Batimos yogur natural o griego, un poco de ajo, zumo de limón, un chorrito de aceite de oliva y sal y pimienta.

El clásico

Aceite de oliva virgen extra y vinagre, sí, pero esa mezcla básica se puede mejorar. Simplemente con una cucharadita de mostaza y un chorrito de miel.

Estos cinco aliños son propuesta de Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette: "Son solo algunos ejemplos de todas las posibilidades que existen, pero lo ideal es ir probando combinaciones de ingredientes que tengamos a mano para conseguir la mezcla perfecta".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento