El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, aseguró que está "bien" en su actual puesto y que su intención es "pelear" porque quedarse en él "mucho tiempo", mientras que demandó "continuidad" para el momento actual del equipo sin despistarse en la Liga porque "todo ahora es muy importante para preparar la Champions".

"A veces cuando respondo hay algunas dudas, pero hasta que no me canse de este trabajo voy a seguir. Estoy bien aquí y voy a pelear por seguir, después es el día a día lo que me lleva a ser fuerte", admitió Zidane este martes en rueda de prensa, donde bromeó sobre cuando diría si seguía el año que viene. "Antes de final de temporada, justo antes", indicó con una sonrisa el francés, que anunció con más antelación su adiós al fútbol.

Zizou, que el pasado sábado recordó que entrenar a este equipo produce más desgaste, aclaró que disfruta "cada día". "Es verdad que hay mucho desgaste, pero soy joven, no tengo 75, 80 años para decir que estoy cansado de entrenar. Soy muy joven para entrenar, tengo margen", se sinceró.

"Hay muchas críticas, mensajes, tal vez preguntas repetitivas y cosas que se sacan de contexto. No soy entrenador desde hace mucho y mi pasión y mis ganas siguen estando intactas, siempre me gusta repetirlo. El trabajo que más me gusta es el cotidiano y lo que quiero es quedarme aquí mucho tiempo", sentenció al respecto.

Por otro lado, celebró el buen momento que vive su equipo. "Creo que últimamente estamos bien y lo estamos demostrando y queremos seguir con esta buena racha. Tenemos que tener la misma concentración e intensidad para mantener lo que estamos haciendo", advirtió.

En este sentido, y pese a las bajas que están teniendo, Zidane reconoció que es "positivo jugar cada tres días". "Ya lo fue en el pasado y sabemos que cuando uno gana jugando cada tres días uno es más optimista y ahora mismo es lo que necesitamos, necesitamos hacer grandes partidos", apuntó, dejando claro que "únicamente" están "concentrados" en la visita al Leganés y no en la vuelta contra el PSG de dentro de dos semanas.

"A veces es la situación de como estamos todos, no sólo físicamente, hay muchos actores en juego. Sabemos que a partir de ahora todo es importante para preparar la 'Champions', claro, pero la Liga es muy importante para acabar lo más alto posible. Hay que dar continuidad a todo esto, que es lo más difícil en el fútbol, pero últimamente lo estamos haciendo mucho mejor y la segunda parte ante el Betis fue fenomenal. Eso es lo que nos va a llevar a hacer cosas buenas este año", prosiguió el entrenador del Real Madrid.

Además, descartó que ahora sus hombres estén mejor a nivel físico tras firmar buenas segundas partes. "Creo que físicamente nunca ha sido el problema. Estos jugadores son como Fórmulas 1 y se recuperan bien, pero cuando bajas la intensidad y la concentración nos pueden pasar cosas", recordó.

No ve a Bale sin actitud

En cuanto a sus futbolistas, puntualizó que Cristiano Ronaldo, cambiado ante el Levante y el Betis, también necesita descansar porque lleva muchos años seguidos "jugando 60, 70 partidos". "Creo que lleva diez años que no para y llega un momento donde es necesario para él y el equipo que de vez en cuando no juegue. Está mejor haciéndolo de esta manera, claro que lo hablamos", afirmó.

"No", replicó preguntado por una posible falta de actitud de Gareth Bale. "Es como es, intenta hacerlo lo mejor posible. Se habla mucho de uno y de otro, pero lo importante es darse cuenta de que el equipo es muy importante y que todos deben dar el máximo, que es lo que pido a todos y él lo intenta", aseveró.

Sobre Marco Asensio, recalcó que "es un jugador importante, que con pocas ocasiones puede marcar la diferencia". "Es muy joven y no ha llegado a su techo, puede progresar mucho. Es determinante como muchos aquí en este equipo, ojalá siga de esta manera", detalló.

Sin embargo, Zidane eludió decir si el balear merece estar por delante de Benzema y Bale. "Les veo a todos al mismo nivel, para mí son todos importantes, cada uno con sus cualidades", zanjó el técnico francés.

Finalmente, volvió a dejar claro que no le importa demasiado el dibujo pese a haber optado por cuatro centrocampistas en los últimos partidos. "Lo importante para nosotros es estar todos listos para jugar. En los cambios puede influir contra quien vas a jugar también y de qué manera para contrarrestar al rival. También importa la forma de cada uno", ahondó.